martes, 17 de junio de 2008

Lo que no se ve

Rosie's Tea Party
Mark Rayden




Es la hora del té. Descubran ustedes mismos cuánto da de sí la infancia y un simple juego de niños. Me vienen a la cabeza otras tantas imágnes cándidas y exquisitas que fueron papel mojado...

- Pero Rosie, cariño...que el té está preparado... ¡date prisa, mi amor!
- Ya voy, querida mamá, sólo estoy jugando a ser tú. Acabo enseguida.
- De acuerdo, mi linda niña. Te esperamos impacientes.
Sin duda, es una madre feliz.
Rosie siempre tomará el té a las cinco en punto.



No hay comentarios: