jueves, 17 de julio de 2008

Cualquier mañana...

Rafalel Zabaleta
El Circo
Todo es posible
(contra el dolor, los caminos)

porque hay trenes que traspasan
paseo por el sueño
en las afueras
lloro duermo hablo
la mañana es sorprendida
como hormiga en la despensa

huesos arrinconados
a la sombra

el invierno rodado
se retrasa
y mi piel necesita del horno
antes
incluso antes
del desamparo del viento

el arcoiris de ayer
con su maquina dispuesta
el destino ligero
vapor de estación cedida
en
esta
mañana
de
nieve
en
el
bochorno

se van los pies
las dudas
las manos
y las gotas de lo que voy siendo

va quedando el hueco
que acicalo
con mariposas o circos pequeñitos
ya que es tanto el afán de latirme

soy número
aguardo
me cuento
cuentan
tantas
y
otras

el universo de mí
se espera a sí mismo
¿o es a ti?

Lo que sé no es puerta
sino cárcel
que sin duda será otra cosa

he comprado por impulso
dos tigres
una foca
y dos de todo

te cedo la silla y el látigo
la función comienza
en la pista número uno
trapecistas
en el patio de butacas
el niño que nunca fuiste.

Se acerca un payaso
te regala su nariz
y tú
perdido en la tristeza
no sabes que al ponértela
el mundo entero te sonríe

Llora el mago
ha perdido la esperanza
le han dicho que tú la escondes
mete la mano en tu bolsillo
saca tu dolor
lo hace humo
te toca el pecho
saca una flor
la huele
te la ofrece
te roba la nariz
No la necesitas

los tigres se tienden
la foca te mima
y dos enormes elefantes
te suben a la estrella
que arriba de la carpa se vislumbra

Pasen y vean…
en esta tarde de tormenta
todos pueden encontrarse cuando niños
¡Aprovechen la ocasión!










No hay comentarios: