martes, 23 de septiembre de 2008

Distancia

Foto: Roberto Martínez
"Chaparro"
Ambos somos prisioneros. Tú adentro. Yo afuera.
Y no entiendo de números a pesar de asumirlos enfrente. No detecto para qué. Tú adentro. De nada sirve cifrar la puerta. Yo afuera.
Quién libre.
Hay moho, hierros que han decidido florecerse en partículas que manchan. Si me acerco me hiere. Si te arrimas los limpias de tiempo. Todo atrapado.

Estar aquí donde el aire me vence no es forma. Ni lo son tus suspiros que a ningún lado van. Hemos perdido hasta el motivo. Olvidado el comienzo. Desde cuándo quietos.
A mis hojas le ofende la piedra. Ella vive. La veo desgastada. Por eso sé que siente. Tú no. Tú dentro. Muerta como una crisálida. O viva algún día. No hoy. Eso no.

Espero tu vuelo. El mío propio. Puse raíces a volar y andan secas. Serán los números la clave. O los dos ojos que alumbran el calvario. Ellos no estaban cuando tú afuera y yo adentro dábamos golpes para entender. Ahora sí. Y seguro piensan que siempre estuvimos callados. Comprendiendo.

Sabes y sé lo duro de dejar de latir. El ansia gobernada. La prueba de ver cambiar y nosotros estáticos. Ha cambiado la pared. Colores y animales han vivido y muerto en ella. Y nosotros iguales. Muertos desde la lombriz hasta el ocre.

Nos quedan algunos pámpanos. Si el número de la izquierda quisiera hacerse llave, nos queda el verde. Ahí agarrarnos. De ahí nutrirse.

Los dos encarcelados y es posible que conscientes. Hace tiempo me quemo. Cuánto hace que tu voz y tu aire se han dejado. ¿Hablo yo? ¿O sólo pienso?

Cárcel-Cerebro.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

buena foto !!

y buen texto.. claro.

Anónimo dijo...

buena foto !!

y buen texto.. claro.