lunes, 6 de octubre de 2008

bi-color

merendarnos
y poner a

C
H
O
R
R
E
A
R

la calma


sugiéreme
que te des-haga
o
hagamos un color
apropiado a la epidermis

que la vida invite
a besos

vendí-mi-amé
desde la luna a mi hombro
y pon mi racimo
en tu cesta

comernos sin prisa
en horizonte
de uvas con queso
quiero

seamos
gotas
que seducen
dentro de la garganta

todo
menos morir

em-
botella-
da-
mente

3 comentarios:

Ana Villalobos Carballo dijo...

"vendí-mi-amé
desde la luna a mi hombro
y pon mi racimo
en tu cesta

comernos sin prisa
en horizonte
de uvas con queso
quiero

seamos
gotas
que seducen
dentro de la garganta

todo
menos morir"

Así es Carmen todo menos morir...Al final, verás que soy yo la que va a terminar llorando y es que no se puede escribir así, niña, que las emociones se agolpan y provocan paro cardíaco.
Y ese "vendí- mi-amé" me ha encantado.

Un beso,reina, que te llegue al corazón

Ana

meridiana dijo...

en el increíble mundo de las palabras sus uvas se des-hacen, son cuerpo y escritura, "todo menos morir"

la botella en el mar, para el mensaje, bello poema.

Saludos

Lilián

Angelusa dijo...

Eso es, todo menos morir...

Delicado blog:-)))