lunes, 29 de junio de 2009

Propensión al desacierto

a la hora de la siesta crecen las plantas [ tinta + digital ]
cecilia afonso esteves
http://arteilustracion.blogspot.com/

Ser niña nuevamente
Nueva – mente
Nueva y fresca
Nueva y niña

Acaparar la sombra del árbol
por dónde nada se desplaza
que no sean hormigas
libélulas
o muñecas
de cabezas silenciosas

Ser niña y tarde
Tarde joven y en zig zag
Niña con manos de agua
grifos que derraman
la tarde dulce de merienda

Se deja la canción que brote
y la calima adquiere
la solidez del tango
o la destreza del bolero

Entre el chirriar adulto
niña y libro perciben
cuánto de humano
existe en las cortinas
o cómo el viento conjetura

Llegan las abejas
hacen corro a la niña
que marcha a su pequeño cosmos
.........contenta

Con la calma en desazón
se chupa los dedos
que ahora son de chocolate

Nueva – mente niña
Niña ser en la noche
y volar de repente
junto al grillo
....................................o cabalgar por el jazmín
....................................sabiéndose insecto

Imposible crecer o morir
pero la niña sabe
que existen pozos más allá
donde la niñez adultea

Lo sabe y lo olvida

Lo rescata sólo hoy
en la mañana de grandes descontentos
y ella pequeña
o casi inexistente

Ser niña
tender la vida
como si fuese alfombra
y dejar en remojo
el dolor de haberlo olvidado

Mañana
la mujer-niña
tendrá raíces para volar
o recuerdos que la gocen

Hay alturas para la ilusión
Y luego
.....................................Luego están las otras…

4 comentarios:

Claudieta dijo...

Yo he escrito muchas veces sobre el tema. Soy una ilusa y más infantil ahora que a los 15.
Esto me mantiene viva.
Gran poema y muy femenino. Un beso

ML dijo...

¿Carmen?

Que bien esto de hallarte inesperadamente en la web.
Me ha encantao tu blog.
Lo seguiré frecuentando.

Saludos

**VaNe** dijo...

Yo quierooooo!!!!!!!
Mi niña, se mira en este espejo y sonríe, y mi adulta te agradece.
Precios poema.
Beso

**VaNe** dijo...

PreciosO poema, he dicho