lunes, 7 de noviembre de 2016

De cómo tejemos los destinos - Cuento Personalizado y Untungurungu


 Untungurungu Dragón más cuento personalizado para Kalel - Las invenciones de Madame      








Que el silencio es la mejor forma de mirar estos treinta y pocos segundos de video, es evidente. Que mientras contemplaba cómo Kalel se mueve dentro de la matriz (Elena) y juguetea desde su universo calentito con mi Untungurungu, yo he llorado de emoción, os lo prometo. Y que decir GRACIAS es tan poco para expresar a Ana, Mariví, Jaime, Elena y otros amigos más que han hecho posible este encuentro entre mis manos y esa familia, ese bebé que ya siente a ese dragoncito al que tanto esmero le puse, es tan matemático como que quisiera inventar una palabra mucho más grande y que exprese todo el amor que me causa ese vientre repleto de savia.


Gracias por dejarme ser parte de una nueva vida. Gracias Kalel por sentir a tu dragón porque así también me has sentido a mí, a la niña que nunca morirá y que lleva el fuego grabado con el mismo propósito que tú: Amar.

Os dejo un video. Un vientre latente. Un bebé que juega. Un Untungurungu feliz. Una Madame emocionada y un extracto del cuento que acompañó al dragón. Porque lo imposible sucede más a menudo de lo que intuimos, un millón de besos a repartir.

Extracto del cuento personalizado para el Untungurungu Dragón “De cómo tejemos los destinos”:

“…Aún sigo siendo un bebé que babea y aprieta los dedos por instinto. Aunque sé mirar fijamente como los dragones que hipnotizan. Dentro de mí existe su esencia. Es algo etéreo, en espera. Porque quizá pudiera llegar a ser el guardián de la raíz de esta familia que me acuna. Todo dragón elige entre dos caminos: devorar o guardar. Y yo, queridos padres, he decidió guardar. Lo que implica la lucha con otros dragones para restablecer la creencia de la interconexión en un Cosmos donde podamos sentirnos y protegernos…”

Nos vemos en cualquier esquina del Universo…

No hay comentarios: