jueves, 8 de julio de 2010

Principio de In - Confor - mi (e) dad

Ilustración Kirsten Ulve
www.kirstenulve.com


Quiero ser sencillamente un cuervo que roba tesoros. Que mi boca esté llena de colores y osadía. Preñar al árbol por pura ternura.


Quiero no ser lo inerte. Lo apagado. Lo no.

Mirar entre la noche algo más que el negro. Tener en el cuerpo lo necesario para volar y que una mano me acaricie a pesar de las tinieblas por las que el alma me transita.

No untar la penumbra de augurios. No morder para besar ni romper el sueño del espejo.

Que poco a poco mis dedos-pluma no tiemblen con la muerte: la de las cosas…

Entre el ir y el venir encontrarme cristales que pueda transportar con el alma. De los otros no… de los pesados u opacos, de esos que tanto transportamos los humanos sin darnos cuenta… de esos, no.

Deseo ser una noche alada. No temerme. Y que mi voz grazne para espantar a los otros yoes, los que no vuelan o se arrastran, los que no saben de tesoros o metamorfosis.

Quiero tener ojos rojos de pájaro para que la flor amarilla se torne naranja y el cielo pueda transmutarse en verde.

Naturalmente nadie debe saberlo.

viernes, 14 de mayo de 2010

CRI... CRI... CRI...

Fotos y texto: Madame Guignol



Cristina y Crucelio plantaban Crisoles porque nunca habían visto florecer a un Crítico a pesar de que en aquél país no dejaban de plantarlos y abonarlos. Además, alguien les contó que los Crisoles daban mucha mejor luz.

Crespicio no dejaba de caminar saltando de criba en criba porque según narraba “es parte de mi religión” y no quería perder esa gran Crisálida que le habían prometido si se portaba bien. Una metamorfosis Crispada da mucha grima.

Cristóbal se llamaba Crístofer cuando le nombraba su Criado. Así se sentía actor de primera y al pasar por los espejos le asaltaba la fama olvidando su sangre Criolla. Gastaba miles de Croquetas para embadurnarse el cuerpo porque había leído en una revista de mucho glamour que daban brillo y atercio-pelaban

Y por último estaba Crisanto que tenía una enorme Criofobia, aunque él decía que sólo era una pequeña “fobita sin importancia” porque de no vivir en el polo norte no habría problema.

Esto sólo es una pequeña muestra vecinal, pero como comprenderéis en aquél país vivían muchos millones de seres parecidos.

Allí el tiempo se medía por Crisantemos y fueron pasando como en cualquier punto del mundo: Crisantemos buenos y Crisantemos malos. Un día Cristina se enamoró de Crespicio. Ambos andaban Crepitando por cada esquina de la casa y a Crucelio se le comenzaron a enturbiar los Crisoles hasta el punto de acercarse al Cristal como única salida. Al de la botella, se entiende.

También sucedió que cuando Crístofer conoció el problema de su vecino Crisanto, dada la fama que había alcanzado y para hacerse meritorio de simpatías, decidió subvencionarle un tratamiento a base de juegos de dados de Criohidratos que tenía que sostener en las manos cuatro horas al día. En poco, estaba seguro de su curación. Eso sí, Crisanto nunca debía llamarle Cristóbal, así lo decía el contrato. Pero nunca hubo ocasión de comprobarlo puesto que una vez subvencionado se limitó a pensar en otra cosa.

Un día el gobierno decidió que el tiempo se mediría por Cricoides y mandó a quemar todos los Crisantemos. A todos les pareció una feliz idea porque significaba “Crecimiento”. Poco a poco a todos los habitantes les fue Creciendo el cuello con lo que veían a sus vecinos por encima de las tapias. Para tener intimidad todos decidieron hacer muros más altos y sillas más bajas cuando vieron que no podían sentarse a comer sin que sus cabezas dieran en el techo. Pero no parecía importarles con tal de seguir Creciendo.

A Crucelio, que estaba deshabitado desde el abandono de Cristina, le dio por Criminalizarse porque según relataba en las tabernas “me lo ha recetado el médico” Al principio sólo ideó una forma de entretenimiento vendiendo las botellas que él mismo consumía. Luego comenzó a saltar los muros de los vecinos cuando se acostaban y se llevaba las cosas más insólitas: una Cresta, un Cretino, un Cromo.

La policía le seguía la pista con sus apropiados uniformes de Cretáceos, sin levantar sospecha alguna, hasta que un día le cogieron “infla-san-grante” mientras intentaba arrancar toda la Crueldad que su vecino Cristóbal había escondido debajo del porche de la casa. Según informes policiales, esa Crueldad era sólo propiedad del Criado de Cristóbal porque así lo decía en las etiquetas de las cajas.

A Crucelio le enviaron a un Crucero puesto que era la pena más dura para un Criminal solitario. Pero después de ver esta condena y sin saber lo duro que era cumplirla, todo el pueblo se echó a la calle para pedir más ayudas en las escuelas, pues pensaban que “Criminali-mática” era la mejor asignatura que podían darle a sus hijos, tal y como se hacían en las mejores universidades del mundo Cruasán.

En unos Cricoides más prosperaron las navieras y las condenas. Se triplicaron los funcionarios policiales y en los colegios los profesores tuvieron que especializarse en las nuevas “Estratagemas aplicadas a la educación”

Y a todo esto… el alcalde se hizo un experto jugador de Críquet. Iba y venía de un torneo a otro por todo el planeta. De alguna manera tenía que gastar todo lo que le dejaban en el despacho. Porque él, el primer día de llegar y ocupar su cargo, hizo poner un letrero en la puerta que decía: “NO SOY CORRUPTO. UN REGALO JAMÁS SERÁ INTERPRETADO COMO SOBORNO. ESTÉN TRANQUILOS”

El caos llegó como era de suponer. Como allí todo se llamaba de forma diferente, el Capitán General propuso a la Real Academia Cruasanística denominarlo “Cromoterapia”. Tuvo mayoría de votos y a partir de entonces cuando alguien hacía referencia a algo que no funcionaba bien decía por ejemplo: “Hay que ver la Cromoterapia que hay hoy en la cola del supermercado…” Y quedó por siempre adoptado.

Hubo un momento en que el país entró en estado de Cromoterapia absoluta. Todos los jóvenes se encontraban de Crucero, los mayores habían sido enviados a escuelas para alfabetizarlos en los nuevos conceptos de la “Criminali-mática”, el alcalde sólo soltaba su palo de Críquet para agradecer los regalos, no florecían Crisoles por ningún jardín, y por primera vez en muchos siglos incluso los enamorados dejaron de Crucificarse.

Nadie sabía cómo llamar a aquello. Porque con la palabra “Cromoterapia” se añadía como una especie de tela de color a cada problema y así la cosa pintaba mejor. Pero cada vez que la usaban de un tiempo a esta parte, parecía que sólo existiera el gris.

Lo peor llegó cuando volvieron todos los jóvenes del Crucero. Sólo sabían de Criminar o “Crimino-rizar” y descubrieron a la vuelta que allí sabían mucho más que ellos del tema. Si todos se metían en las casas de los demás para apropiarse de sus cosas, qué sentido tenía ejercer esa profesión. Resultó que nada de lo que tenían era suyo y por ese motivo casi no les importaba que les robaran. Llegó la desidia y los Criminales más expertos montaron tiendas de ropas de moda, bancos, empresas de todo tipo con el único afán de salir de la rutina. Se asociaron para no Criminalizarse entre ellos y tener más fuerza contra el resto.

Todo volvió a renombrarse. Tomaron el poder por encima incluso de los alcaldes o los gobiernos. Y como no podía ser de otra manera, a partir de su mandato decidieron que el tiempo se mediría por “CRISIS”.

A todos les pareció bien o incluso no opinaron. Estaban acostumbrados a cambiar los nombres de las cosas y vieron incluso una ventaja en no seguir Creciendo. Ya no sabían qué hacer con esos cuellos que al principio les parecieron tan favorables.

Un solo habitante protestó por este nombre. El grillo que vivía en el Club Nocturno “Criptografía”. Su argumento se basaba en el plagio pues cada noche desde hacía mucho él contaba el tiempo por CRI… CRI… CRI… Ninguna culpa tenía de ser un poco tartamudo y no haber pronunciado nunca la palabra completa.

Ah, se me olvidaba:

Crespicio dejó a Cristina porque se hizo esclavo de Crístofer y le seguía por todas las alfombras rojas. En el fondo quería ser como él. Incluso había pensado que cuando tuviera un criado le obligaría a llamarle “Crespi”

El alcalde puso un pisito a Cristina, que una vez sola y sin trabajo, pensó que no estaría de más aprender un poco de Críquet.

Crisanto se lió con el Capitán General y en cuestión de un mes le desaparecieron todas las fobias.

Y Crucelio no tuvo más remedio que aceptar que quisieran hacerle santo, a pesar de que era la primera vez que esto ocurría estando el individuo en vida. Su Banco era el principal del país y el que mejores CRISIS hacía pasar a todos los habitantes.

El grillo, que se llama Crocantis, siguió protestando y recurriendo. Mantenía su postura “¡Fui el primero en decir CRI… CRI… CRI…!” Aunque hasta donde tengo noticias, aún sigue sin poder pronunciar la segunda parte de la palabra.

Notas: Si tienen algunas dudas sobre los personajes o las situaciones, no tengo inconveniente en aclararles lo que haga falta. Entiendo que esta crónica es un poco complicada y he omitido detalles para no hacerla más extensa. Por ejemplo: el grillo en todas sus manifestaciones portaba una pancarta realizada con un trozo de choco-Crispies.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Respuestas

Texto y Fotografía: Madame Guignol


Mientras mi madre adecentaba la habitación yo contemplaba la calle detrás del enrejado de la ventana. “Está llegando el verano ¿Lo ves, hija…?”

Y yo miraba por todos los rincones desde el ángulo que me dejaban los quicios y poyetes con un afán único. “¿Por dónde…mamá?

En ese preciso momento y como si hubiera estado ensayado desde hacía mucho, una golondrina pasó casi rozándome la cara.

lunes, 26 de abril de 2010

Disfrutando del VII PREMIO DE CARTAS DE AMOR "RIBERA DEL FRESNO" - BADAJOZ

A partir de la llamada desde la Radio de Ribera del Fresno para decirme que mi carta “Canto a la Imagi-NA-©-CIÓN” era la ganadora, ya no pude parar de sonreír. Estaba deseosa de conocer el pueblo, sus gentes, sus comidas… todo eso que tanto me gusta cuando voy a lugares que no conozco. Y que este texto en concreto hubiera ganado un premio me satisfacía enormemente. Os cuento un poco:

Había Luna llena. Una llamada de teléfono y una petición. Tenía que leer en la calle Sierpes de Sevilla con motivo del Día del libro de 2009 ¡Nada más y nada menos que en la calle Sierpes!, pensé. En la calle Sierpes se conocieron mis abuelos maternos. Ambos paseaban como solían hacerlo en aquellos tiempos los mozos y las mozas. Y lo curioso es que siendo del mismo pueblo (Puebla de Cazalla – Sevilla), no se conocían. Vinieron a trabajar ambos a la ciudad y allí fue donde se fueron fraguando los primeros proyectos para que muchos años después, su primera nieta (yo misma) estuviera leyendo en esa misma calle Sierpes, una Carta de Amor titulada “Canto a la Imagi-NA-©-CIÓN” y casi justo un año más tarde, en este Abril de 2010, esa misma Carta de Amor, ganara el VII PREMIO DE CARTAS DE AMOR “RIBERA DEL FRESNO”.

Me estaban esperando con un Ramo de Rosas Rojas encima de la cama. Me habían reservado la Suite. Bueno… “nos habían reservado”… porque al ser el premio para dos personas…

Estuvimos charlando y tomándonos algo allí mismo, en la Hospedería Trattoría Posada Nostra, que es donde disfrutaríamos de la noche, la cena, el desayuno… Todos fueron muy amables, simpáticos y atentos. Y me llevé la sorpresa de que entre las personas que me recibieron (Lola, Rosana, Juan Francisco, Manuel, Domenico…) se encontraba una niña de 8 años, la hija de Lola, que se leyó mi cuento Don Papeles allí mismo mientras los mayores charlábamos. Y no sólo eso, sino que la Carta que yo llevaba impresa con sus dos ilustraciones de jirafas de Turcios, el ilustrador, también fueron a parar a sus manos. Qué mejor cosa puedo pedir que unos ojos de niña para que contemplen ese cachito de mí que sale en cada texto. Ha prometido hacerme un comentario por escrito y lo espero ansiosa. Igualmente quise que mi poemario “Trujamán” estuviese en la biblioteca del pueblo y lo doné con una dedicatoria para todos los lectores y lectoras de Ribera del Fresno. Es mi forma de agradecerles la atención que han tenido y una forma de compartir las letras. De seguir compartiendo mundos posibles.

Del pueblo podría nombrar todos los lugares por donde nos llevó Juan Francisco, (aunque casi prefiero que veáis las fotos para no alagar mucho este artículo) el director de la Radio, que hizo de guía turístico durante toda la tarde del sábado. Agradecemos su esfuerzo y amabilidad. El entorno en sí es precioso. Las grandes fortunas que llegaron al pueblo, han dejado un legado de Casas Palacios y enormes viviendas, que son una verdadera maravilla. La misma Posada Nostra donde nos alojábamos es una casa-palacio del Marqués de la Corona del siglo XVIII, restaurada y acondicionada como casa rural y de comidas que sigue los criterios y filosofía del movimiento “Slow”

El lugar, la habitación, el patio, los dueños… la comida (¡madre mía!, fue una cena que casi nos mata de cantidad y calidad… nos tuvimos que desabrochar todo lo abrochado para poder seguir degustando manjares). Es un lugar tranquilo, bello, con un gusto exquisito y armonioso. Os aconsejo que alguna vez os acerquéis. Merece la pena conocer el lugar y sus dueños. Unos chicos encantadores que os harán la estancia muy amena y confortable. Tienen espacios para reuniones y charlas. Están abiertos a encuentros de poetas y recitales. Yo creo que el lugar es ideal para pasar unos días de forma tranquila como bien aconseja ese movimiento al que creo que me apuntaré de lleno… el Slow.


Me gustó mucho la Casa de la Cultura, con un enorme patio desde el que se ven campanarios, olivares, cernícalos y un molino antiguo de viento. Vimos la exposición de pinturas de Daniel Rivas, un pintor autodidacta cuyos cuadros son entre sí tan diferentes como las técnicas empleadas. Todos llaman la atención por algo: el color, el motivo, las texturas… Yo me quedo con unos molinos que veréis en las fotos (en ese cuadro sentí que me transportaba a otro tiempo…). Estuvimos también viendo el documental que tienen sobre la zona en el Centro de Interpretación. El hombre que nos atendió fue tan amable que hasta quiso hacerse con la carta ganadora para leerla.

Luego la pesquera…. Nada más llegar, el clamor del agua, unas auténticas cataratas que me hicieron echar de menos mi mar. El de Matalascañas, pero también otros mares ruidosos o desconocidos. El mar, la mar…. como decía Alberti. Qué sería de la vida sin agua. Tienen el privilegio de tenerla allí. Y con las lluvias de este año, tanto los pilones como la pesquera están rebosando de agua. Fue bello sentir el sonido y daban ganas de bañarse. Por lo visto antes sí que se podía. Y por último en la noche, un parque pequeño, muy coqueto, que corre junto al agua. O… esa era mi sensación.

Para terminar, mis agradecimientos: A Lola, concejala de cultura y a su hija. A Rosana, bibliotecaria. A Juan Francisco, director de Radio Ribera. A Manuel y Doménico, dueños de la Posada Nostra. Espero no dejarme a nadie por detrás.

Ha sido muy bonito que un canto a la imaginación sea premiado.

Un beso a todos y regad esa planta que es la cultura… que no le falte el alimento y crezca y crezca… como la judía mágica. Ojalá en cada premio que se entrega hubiera siempre cercanía y calor humano como yo he sentido allí.

Las fotos:

Os dejo algunos enlaces:

Hospedería Trattoría Posada Nostra

Periódico Hoy Extremadura (Noticia)

Periódico: Región Digital – Tierra de Barros (Noticia)

Ayuntamiento del Fresno (Noticia y Carta Publicada)
http://ribera.dip-badajoz.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.32/relcategoria.378/chk.25f7e53bbc7142a663c40aa42c95673b.html

Sobre la exposición de Pintura de Daniel Rivas Santos

Imágenes que inspiraron la Carta. Ilustrador “Turcios”






domingo, 25 de abril de 2010

Noches de Tenedor

“En algún lugar, bajo la lluvia, siempre habrá
un perro abandonado que me impedirá ser feliz”
Jean Anouilh

Uno se dobla todo lo que puede
tratando con la bestia
agarrándose fuerte el pecho
o las tripas


Y se hubiera querido almacenar matrices
Mapas
Cajas de colores o sonrisas
para instantes donde la muerte avisa
.
Uno nunca sabe por dónde arreciará el cuchillo
ni en qué momento odiaremos las costillas
Tampoco de dónde o para qué
urgimos fetal-mente
el útero de nuestro cuarto


Sí se sabe que se sangra
que andamos contra-hechos o contra-todos
y que nadie puede amar
con metal hincado en el ombligo


Casi siempre es en lo oscuro
Terremotos
Huracanes
Y el delirio que deja la ofensiva
.
.
Uno siempre espera el batir de los párpados
como para   met(a)mor-forsearse   por dentro
y en el otro
y más
............más
.....................más


Para cuando llegan las bajas y los números
la vida derramada se ha podrido
y sólo son felices los gusanos


Pero se duerme
como si la voz guadaña
quedase dentro de los cajones
o el horizonte fuera apariencia


No tiene tono el amanecer
aunque quisiera saltar a la comba
para no olvidar nunca la canción del barquero

Ilustraciones: Albert - http://trimegisto-mundohermtico.blogspot.com/

lunes, 12 de abril de 2010

Retahíla de A-2A-2 - Nutrientes




Todos los amigos de Aparicio Talavera habían recibido alguna vez un bolígrafo como regalo. Y eso no tenía nada de particular si no fuera porque los enviaba envueltos en hojas de acelgas. Ante las preguntas de todos ellos, Aparicio sólo encogía los hombros y pronunciaba “Vitamina A”, y seguía con sus quehaceres.

En la última entrega de uno de sus famosos bolígrafos, la pregunta fue diferente:

- Gracias, pero… ¿Por qué has metido un bolígrafo en mi regalo? Con lo bonita que es mi hoja de Acelga ¡Vaya ocurrencia! - dijo la amiga.

Y Aparicio Talavera la miró con los ojos más grandes que pudo sostener mientras susurraba, “Para que la Vitamina A no se sienta sola” y la besó para despedirse hasta la tarde siguiente. Sin duda, Micaela Serradilla, sería su compañera.

viernes, 9 de abril de 2010

Gané el VII Certamen de Cartas de Amor "RIBERA DEL FRESNO" con "Canto a la Imagi-NA-©-CIÓN"

De nuevo una alegría. Me llamaron el miércoles para leer mi carta por la Radio Municipal de Ribera del Fresno, ya que desde el 5 al 9, se leían las cartas participantes en este concurso. Y ayer me volvieron a llamar pero para decirme que era ¡¡¡LA GANADORA!!!

El premio consiste en una noche para dos con cena incluida y en régimen de alojamiento y desayuno en hospedería trattoría “Posadanostra”, de Ribera del Fresno (casa-palacio del Marqués de la Corona del siglo XVIII, restaurada y acondicionada como casa rural y de comidas, que sigue los criterios y filosofía del movimiento “Slow”). Y os puedo asegurar, que una vez vista por internet, estoy deseando ir a disfrutar mi premioooooo.

Esta carta la escribí el año pasado para el día de libro y la leí en la calle sierpes de Sevilla, junto a mis amigos de Itimad, mi hermano daniel, algunos amigos más y los transeuntes que iban pasando. La colgué en el blog en su momento, pero hoy quiero repetirla dada mi alegría. Espero que no os importe.

Tengo que darle las gracias a Turcios, estupendo ilustrador que me cedió sus imágenes en las cuales basé parte de la inspiración para escribir este Canto-Carta que sigue su defendiendo que todo es SIEMPRE POSIBLE. Incluído regalar La Luna.

Besos



Canto a la Imagi-NA-©-CIÓN


Ilustraciones de:


Querido Inocencio:

Cuando me preguntabas hasta dónde te quería, yo siempre contestaba “¡Hasta la Luna!” Ensimismado en tu propio querer o quererme, hacías como si mis palabras fueran sólo viento y volvías a preguntar pasadas unas horas. Y yo repetía: “¡Amor mío, te quiero hasta la Luna y más allá!” Luego tu olvido. Me he llevado pensando en esto mucho tiempo. “¿Podría hacer que mis palabras tuvieran más consistencia en tu corazón?” Y sobre todo me urgía que no siguieras insistiendo y me pidieras que te quisiera, por ejemplo, hasta el sol… Porque de seguir así, luego me pedirías que te quisiera hasta una galaxia de la que no sé el nombre y mi amor se convertiría entonces en un amor que quiere de forma abstracta. No poner nombre ni límite al amor, querer por constelaciones o agujeros negros que todo se lo tragan, no me pareció en aquel momento algo sano para nuestra relación.
 
Fue así como me decidí una noche a subirme a la azotea. Después de contemplar un rato aquél cielo de nuestras fantasías, miré con asombro y como si lo hiciera por primera vez, aquella luna tan blanca, tan de luz. Me fui …E…s…t…i…r…a…n…d…O… víctima de mi desazón y creo que ella quiso hablarme, que de alguna forma intuía mi incertidumbre y buscó durante unos instantes la forma de comunicarse conmigo. O eso creí al verle un ojo medio cerrado que yo de inmediato asumí como un guiño. Como tú me haces cuando algo te agrada y buscas mi complicidad. Justo así, amor. En aquél guiño yo sólo vi una señal de aprobación, un “Te doy licencia, estoy contigo”, porque imaginé que la luna estaba un poquito harta de tanto ser utilizada. Hasta me dio tiempo a reflexionar sobre una cuestión: “!Había días donde yo no te quería nada; absolutamente nada! No podía ser mi amor constante, mientras la luna se apagara por unos días y todo el cielo fuera negro.” Y lo que es cierto es que yo no mentía. Si te decía que te quería hasta la luna es porque era cierto. Ninguna culpa tenía yo de que ella algunos días decidiera no estar. Menos mal que tú de esto ni te dabas cuenta, pero claro, quizás por eso te llegaba la duda y preguntabas tantas veces lo mismo. De alguna forma intuías que el amor esos días, vagaba por el espacio sin encontrar dónde posarse”
 
Ya no tuve tiempo de nada más. Hice lo que tenía que hacer. Perdona, mi vida, si te sorprende encontrarte esta carta y más aún, LA LUNA sobre tu cama. Necesito que por fin creas en mi amor y nunca más me preguntes hasta dónde. En este acto sólo pretendo que nuestra vida no caiga en la vulgaridad ni en necesitar cada día de retos que sobrepasen la estratosfera. No quisiera que explotáramos como globos.
 
Simplemente, te quiero.

Sin medida.
 
PD: Me llevará días recuperar mi aspecto normal. Ya sabes que me encanta que me beses el cuello, amor, y en este momento, dada su longitud, sería un trabajo agotador.









viernes, 19 de marzo de 2010

Concurso de Fotografía de Temática Literaria

Hola a todos

En el blog “Libros y Literatura” organizan un concurso de fotografía de temática literaria, en el que ofrecen como premio lotes de libros por un valor de 1.200€. Además, por votar tu fotografía preferida entrarás automáticamente en el sorteo de un lote de libros. Si quieres saber más detalles y participar entra aquí: http://www.librosyliteratura.es/concursofotosyliteratura.html 

Yo ya he participado con esta fotografía.... Por si os animáis a votar y a participar.

Besos

Título: Cocina de Autor
Fotografía: Madame Guignol

martes, 2 de marzo de 2010

Soy la Ganadora del "I PREMIO CLUB DE PESCA DE MICRORELATOS"

Hola a todos.

Esta mañana tuve uno de esos buenos despertares donde sin esperarlo, una se encuentra con la sonrisa de oreja a oreja.

Veréis...

El pasado 17/11/08, participé en el "I PREMIO CLUB DE PESCA DE MICRORELATOS", pero lo hice como tantas otras cosas en aquella época: en unos pocos minutos y directamente en el formulario que habían habilitado en el blog. Quiero decir, que tanto lo escrito como el título y el seudónimo, salieron en un plisf-plasf y pasó al olvido o más bien, a la sala de espera. La cuestión es que creía que "ya nos notificarían quién era el ganador..."

Así fue como el otro día, hablando con el amigo que me había pasado las bases me enteré de que ya se había fallado el concurso, por fin...  y que había ganado alguien que no aparecía por el blog para dejar sus datos y recoger el premio. Después de varios días, me acordé (mira por dónde...) y entré hoy sólo para ver si localizaba el microrelato que había escrito y recopilarlo para publicarlo en mi blog.

Así ha sido como me he enterado de que el pasado día 19 de enero de 2010, se publicó el Fallo otorgándome el Primer Premio consistente en "Un libro VALORADO EN 30 € y una convidada de tapas y bebidas". El lugar para la entrega de premios será el Club de pesca de Triana, Sevilla. Aún no me han notificado la fecha puesto que acabo de aparecer... jeje.

Cosas que pasan... Espero que no me suceda nunca en algún premio con fecha de caducidad o que aparezca otro para apropiárselo... cosas peores se han visto, jeje. Habrá que tomar nota de los lugares donde una deja su rastro...

Estoy muy contenta, porque aunque el premio no sea cuantioso, nunca es fácil ganar y no me lo esperaba. Un libro y unas tapas en Triana, además de la fiestecilla de la entrega del premio, bien valen la pena. Ya os avisaré por si os queréis pasar por allí.

Muchos besos y bueno... os dejo con el microrelato culpable de esta alegría... y con el enlace donde podéis ver la publicación de esta noticia.

Por cierto...mi seudónimo fue Ciesne-Ciesne, que es como en mi pueblo llamamos a la lluvia muy fina y constante. Qué apropiado para hoy...eh...



Relato Ganador del  "I PREMIO CLUB DE PESCA DE MICRORELATOS"


Ilustración: Collage de Pedro Holder - Venezuela


Cal


No tenía ojos. Me miraba desde un lugar sin pasado. Vacío. Dos agujeros blancos que decían todo al no poder decirse. Me removí en la cama. Arrinconé la sábana. La almohada empapada de miedo. Allí seguías. Sin futuro ni camino en tu quietismo. Aparecieron tus hermanos de ojos huecos. Maullaron y fueron un coro de sonidos con forma de ojos. Te alejaste y me atreví a fijarme en tu pose. Esta noche he descubierto que caminabas hacia atrás como ningún gato puede hacerlo.

jueves, 25 de febrero de 2010

Recetas para Principi-antes


“Pan y graná, sabe usté…y por la noche a poné la olla”

Prometo que es una frase verídica. La charla, o mejor sería decir, el monólogo de un “casi” jubilado que equipara los malos tiempos de “cuando el hambre” con éstos de ahora en los que quizás deba seguir luchando por ese pan algún tiempo más.

“Como no había ná que comé íbamos los seis hermanos al granáo del corrá y con un poco de pan, cuando había, sabe usté (porque de mi quinta había muchos… pero muuuchossss que no tenían ni pan durante semanas…) pues estábamos listo pa tó er día”

Con unos ojos brillantes como los cristales de aquellas granadas, don yonoséquién relataba a su compañera de autobús una antigua batalla que ahora no le parecía tan lejana. Es lo que tienen las heridas. Nunca cierran del todo. Y yo, que nunca pasé hambre salvo a voluntad propia (y por poco tiempo; no tengo voluntad alguna para el ayuno) me pregunto cómo será no sólo pasarla cuando niño, con todos los estragos que eso conlleva, sino cómo será sentir el temor de volver a pasarla en la vejez cuando ya nadie te quiera para trabajar pero tampoco te llegue para vivir una pensión que tiene todas las vistas de convertirse en utopía.

“Menos mal que mi madre era maga, sabe usté. Con ná y meno consiguió que no muriéramo ninguno. Y mira que estábamos canijos..eh. Pero una madre en aquella época era capaz de hacé con unos pocos garbanzos una carrera universitaria, fíjese lo que le digo… Hace dos años ha muerto el último de ellos, de mis hermanos, y todos por culpa del colesterol, de la diabetes… y qué sé yo. Cómo es la vida… no morimos de hambre y sin embargo…"

La compañera de asiento, joven y seguramente a régimen estricto ahora que se acerca la primavera, apenas levantó la mirada ante aquél hombre, lustroso y aún apuesto. Seguramente ve muy lejos ambas cosas… los años del hambre y los años donde el miedo comienza su procesión callada. Y se bajará del autobús quejándose de un viejo pesado que contaba batallitas. Sus amigos la comprenderán aunque quizás no tanto su padre, que andará en un universo paralelo con aquél desconocido.

"Ya le he dicho que mi madre era la mujé más lista del planeta… pues mira hija… resulta que ella sabía que durante el día casi no habíamos comido y que sonándote las tripas no se puede dormí. Ella ponía la olla por la noche (en mi pueblo poné la olla era hacé un potaje con lo poco que hubiera… entiendes, ¿no?)… pues allí nos sentábamos los nueve: mis seis hermanos, mis padres y mi abuela la probecilla, delante del platito caldoso con un puñáo de garbanzos y alguna vez un trocito de bacalao pa repartí. No es que aquello nos quitara el hambre pero al tener algo calentito en el estómago nos acostábamos y dormíamos como unos benditos. Y tó gracias al ingenio y sabiduría de las mujeres de aquél entonces…"

La muchacha pulsa su parada y cierta angustia se refleja en el rostro de aquél hombre. No sólo el hambre le preocupa. Ni tampoco es sólo la incertidumbre de cómo hará para trabajar casi dos años más, hasta los 67, para poder jubilarse si apenas se aguanta de pie de tantos años subido a los andamios. Es quizás el hambre de otras cosas. El hambre de entender la muerte antes de tiempo; de los días donde come una lata de atún a pesar de tener el frigorífico repleto. La poca ternura que contempla en el movimiento de los jóvenes y qué poco de su madre ve en ninguna mujer desde que murió la suya. Es el hambre de la magia lo que le acecha. Él, que no tiene estudios, nunca le niega una pequeña conversación a su prójimo, tal y como vio hacer siempre a la gente de su pueblo.

Estoy segura de ello a pesar de no haberlo visto.

“Ten cuidao con los charcos cuando te bajes, hija, que desde que está lloviendo en Sevilla, se está llenando los ambulatorios de gente con cosas partías…”

La puerta del bus se abre. La chica dice un “hasta luego” que parece un portazo. Don yonoséquién y yo nos encogemos para resistir el golpe. Y cuando parecía que la desesperanza iba a comerme viva, el conductor se gira, me sonríe cómplice y me llena de puntitos verdes como los de los semáforos.

Acto seguido me cambié de lugar para decirle a yonoséquién que en mi pueblo para poder dormir calentitos, las abuelas preparaban unas “poleás” con harina, agua y la poca azúcar que podían conseguir. Porque si las madres eran Magas… las abuelas eran las Hadas Buenas de los cuentos, que sabían que un niño duerme mejor con algo dulce en la barriga.


Receta de Poleás


Ingredientes:


Aceite de oliva para freir el pan
Cuadraditos de pan fritos picatoste
Matalahúga dos cucharaditas (anís verde)
Canela en rama 
Cascara de limon
Azúcar cinco cucharadas
Harina cuatro cucharadas
Leche tres cuartos
Canela molida al gusto

Elaboracion

Se fie el pan en el aceite de oliva y se reserva. Poner en un recipiente un chorreoncito de aceite de freir el pan,  añadir la matalahúga en granos, la leche, la piel de limon y se pone al fuego. Antes de romper a hervir quitar la mayoria de los granos de matalahúga con un colador, no importa queden algunos, añadir la harina, el azucar y remover hasta que espese una vez espeso añadir el pan frito remover y poner en platos añadir por lo alto canela molida.


No debe de quedar muy espeso ya que despues estara muy duro. Dejarlo espesito y que el último cuajo lo haga en el plato

lunes, 22 de febrero de 2010

Matices

Foto: Madame Guignol



Tiene la luz
esa costumbre amarilla
de sonreírse

Aniquila sin culpa. Olvida la tarde


Qué será de mi mano
cuya noche entretejía
un oasis para el cuerpo


No me miro por temor a iluminarme
o deshacer el trampantojo
de la boca .......... en alas


Si en la duda no vuelo
...........................si te  (ME)  dimensionas
es mejor cuando los astros


Pongo a remojar el día
que despinta en intenciones
como mal tejido que no debí comprar


Antigua transformación la del alma en otra cosa

lunes, 15 de febrero de 2010

De Certámenes y Letras

Siempre es mejor comenzar por el principio.

Así pues, publico en el blog la carta que estaba esperando el Fallo del V Certamen de Poemas y Cartas de Amor RUMAYQUIYA para que todos podáis leerla. Como ya sabéis estaba finalista entre 275 trabajos y bueno, este año tampoco ha podido ser y me he quedado sin el primer premio. De cualquier modo, estar finalista  por dos años consecutivos es un logro que por supuesto me hace feliz. En cuanto Ana o algún miembro de Itimad me envíen fotos, prometo ponerlas. En http://www.itimad.org/ podréis ver en breve toda la información detallada del acto y fotos tanto de las entregas de premios como de la portada del libro que se publica cada año con los semifinalistas, finalistas y ganadores del certamen. El dinero de la venta de los libros, de la revista homenaje a Miguel Hernández de Itimad y de los claveles que no se repartieron en esta ocasión, será enviado a las víctimas del terremoto de Haití. Os dejo con la carta. Espero que os guste

             Raimundo Madrazo - Carta de Amor.


Amor   Tri - Par - Tito

.

1.- Tri

Hola cariño…Pudiera ser que estemos un tiempo sin vernos. De ahí mi necesidad de escribirte esta carta. Ya sabes que yo odio eso de los “mails”. Donde se ponga la letra y el papel que se está impregnando en este instante con mi aroma, que se quiten esas pantallas de luz mortecinas ¿No crees, amor? Al estar leyendo ahora mi carta, estarás tocando algo que ya estuvo en mis manos. Sé que no entiendes muy bien que no quiera tener un móvil. Son razones románticas; sí, sé que sería más cómodo para los dos que cada noche habláramos un rato, estemos donde estemos… o que cada tarde me pudieras enviar un mensaje, ¿”sms” le llamas, no?, pero entonces no podría saltar con la posibilidad de que en los pocos instantes que estoy en casa, suene el teléfono y sea tu voz la que me transporte a otro mundo posible. Esta carta será corta, mi vida. Las obligaciones me llaman. Hoy ha sido un duro día de trabajo y apenas me aguantan los ojos. Sólo decirte que sigo aquí, que soy “tu cachito” y una mujer que descubrió que lo era con tu primer beso. Escríbeme, porque así estaremos tendiendo un hilo invisible por el aire y un día lo agarraremos fuerte para estar juntos. Miles de besos. Hasta pronto.
(Nota para borrar: enviar a Juan mañana)

2.- Par

¿Cómo estás amor mío? Sé que hace mucho que no nos vemos. Por eso te escribo esta carta. No me riñas por no querer saber nada de las nuevas tecnologías, ya sabes que me parece algo frío. Prefiero mil veces pocas palabras separadas en el tiempo, pero que tu mano haya escrito dejando la huella de tu olor, que miles de mails que con terminan por dejar de sorprendernos ¿No crees, amor? Al estar leyendo ahora mi carta, estarás tocando algo que ya estuvo en mis manos. Sé que no entiendes muy bien que no quiera tener un móvil. Son razones románticas. Para qué quieres tenerme siempre localizada si luego tendré que decirte tantas veces que no puedo hablar, que me llames más tarde… o incluso si me envías un sms, no habrá forma de que encuentre el momento de responderte… Ya sabes que mi vida es agotadora, que no tengo tiempo ni de respirar. Sin embargo una carta… eso sí me obliga a sentarme y sentirte… No hay comparación. Esta carta será corta, mi vida. Las obligaciones me llaman. Hoy ha sido un duro día de trabajo y apenas me aguantan los ojos. Sólo decirte que sigo aquí, que soy “tu isla” y una mujer que no ve el día de tenerte en sus brazos. Escríbeme, porque es la mejor forma de ayudarme a salir de este mundo gris de la oficina. Prometo fabricar junto a ti una casa llena de colores.


(Nota para borrar: enviar a Marcelo el miércoles)

3.- Tito


Por fin puedo estar contigo… feo. Es probable que no te esperes esta carta y que ahora tengas los ojos brillantes de pura emoción. Así quiero imaginarte, vida mía. Sé que hace mucho que no nos vemos. La semana próxima puedo ir a verte. Y lo mejor es que podría quedarme mucho tiempo allí. Me he pedido vacaciones indefinidas. Siento no haberte avisado antes, pero no tenía claro si podría “deshacerme” de un par de obligaciones que me traían loca. Son cosas añadidas al trabajo. Ya sabes… líos en los que una se mete y luego no sabe cómo salir. Incluso te diría más, no quería salir del todo, porque nunca se sabe si no harán falta cosas de las que nos desprendemos. Es mejor guardar algo para el futuro. Así que, he encontrado la forma de poder estar contigo, sin que esas dos cuestiones se vean mermadas, sino todo lo contrario. A mi vuelta, si la cosa no saliera bien contigo, tendría al menos algo de lo que ocuparme y así el dolor sería menos intenso. Pero no pensemos ahora en eso. En el reverso de esta carta te dejo mi número de móvil. Lo compré esta tarde ya que tanto insistías. No me riñas, quería darte una sorpresa. Ahora estoy libre para amarte todo el tiempo que el amor perdure. Sea como sea, el viernes próximo estaremos juntos. Te quiere, tu sirena.
(Nota para borrar: enviar a Tito hoy mismo sin falta)

Carta finalista de Carmen Valladolid en V Certamen de Poemas y Cartas de Amor RUMAYQUIYA


..................................

El acto de ayer fue bello sobre todo porque las palabras fueron alimentadas con una música que nos envolvía, tanto en la guitarra de Pepe Sabin como en el piano y la voz de Álime Hume. Después de una doble maratón para poder llegar al centro y de un frío apenas sufrible en Sevilla, el calor de las letras y sus emociones nos reconfortaron bastante.

A mí particularmente, me reconfortó que mi amiga y compañera de Itimad Ana Villalobos obtuviera el primer premio en la modalidad de Poesía. (Os dejo una foto de un periódico Diario de Sevilla con la noticia). Mi Enhorabuena a Ana.

Tengo que añadir además, que tampoco he ganado en el I Certamen de cartas de amor "En amor a dos" de Arucas (Canarias), pero que de nuevo quedar finalista me hace feliz. (no tanto como ganar, claro, jeje). Gracias a todos los que me habéis votado.

Y bueno... que no está mal para el mismo finde, quedar finalista en dos concursos de cartas de amor, ¿no? 

Besos a todos.




viernes, 22 de enero de 2010

Para OBI - Todos estamos conectados

Hola a todos.

De nuevo os dejo un video que me hizo llegar Nicoletta Tomas (http://www.nicoletta.info/) y que con vuestro permiso, voy a dedicar a un chico que hace tres días nos dejó.

Quién sabe si no podrá saber mejor que nosotros de qué habla el video...

Era joven. Demasiado joven para morir. Y de nuevo el cáncer. Yo nunca estuve demasiado cerca de él a pesar de ser vecino de siempre. Por aquello de que unos pocos años de diferencia en determinadas edades parecen mucho. Con el tiempo las distancias se van acortando pero la vida nos sitúa en posiciones y lugares dispares. Lo traté poco pero lo suficiente para saber que su semblante y su carácter estaban perfectamente ensamblados. Era sin duda una buena persona. Y no porque ahora esté muerto. Sino porque con esa mirada no hubiera podido ser "malo" ni aún queriendo.

Desgraciadamente, una vez más, el mundo se queda sin uno de los Buenos... dejando aquí a tanto "criminal" sin sustancia alguna. Pero ya se sabe... y el video lo recuerda "Todos estamos conectados" Así pues, quizás haya leyes que se nos escapan y lugares que no sabemos que existen. Lo cierto es que hay días en que se perciben ciertas puertas por las que se una se siente tentada de pasar. Y no me refiero a la muerte, sino a la vida. A esa energía que a veces fluye muy cerca de nosotros, o lejos, pero de una forma nítida.

Que en el Universo todos nos damos la mano... Quizás no debíeramos olvidarlo nunca.

Así pues, mi pequeño homenaje a mi vecino y amigo de muchos de mis queridos amigos, OBI (Manuel Borrero), por su mirada tierna y su postura de hombre niño.

Un abrazo fuerte con el deseo de que nunca cierren las puertas sin mirar antes qué hay detrás.

Os dejo con el video:

Video creado por john@symphonyofscience.com(http://www.symphonyofscience.com).

Con imágenes de Carl Sagan, Richard Feynman, Neil deGrasse Tyson y Bill Nye. Subtitulado para BioTay Gracias a http://www.youtube.com/user/elperrotrepapinos


martes, 19 de enero de 2010

Postdata

Escargot - Eli Tiunine
.

"PD: perdona mis faltas de ortografía...soy de la EGB y además, mientras todos miraban a la pizarra… yo miraba al cielo" (Final de una carta)

.....

¿A qué saben las nubes ?
¿Cómo se sienten cuando lloran ?

Escribiré en la pizarra una fila de números primos

¿Dormirán los peces ?
¿Temblarán de frío las flores ?

La superficie de un rectángulo es igual a…

Quisiera cantar como aquél mirlo
o hacer música con mis pies
Quizás en la próxima lección
aprenda el color del alma

El río Pisuerga pasa por Valladolid

Me encantaría que Inés me sonriera
Tiene unos ojos tan de gato…
¿Cuánto dolerá un beso ?
Quizás tenga que aprender matemáticas

Después de hacer el capullo
por fin el gusano sufre la metamorfosis

¿Porqué tiene que sufrir ?
Ser una mariposa debe ser fabuloso
Como mi madre que tiene alas y no lo sabe
o mi mente que siempre está en otra parte

¡Ramirooo ! Te he dicho mil veces…

Nunca aceptaré que los caballos no sean azules
Y por mucho que los pinte marrones
ella no sabe que me hablan

En la edad media los trovadores…

Por fin algo interesante
Si consigo aprenderme alguna historia
Inés me mirará seguro
y me iré pronto del pueblo

¿Cuántos planetas hay en nuestro sistema solar ?

¡Como si hay veinticinco!
Yo quiero viajar a otra galaxia con Inés de la mano
montarnos en un grillo verde
y hacernos luciérnagas
cuando nos mire la noche

¿Cuánto es la raíz cuadrada de novecientos noventa y nueve?

Seguro no existe un número tan feo
y sin embargo tiene música
si lo digo bajito y con los labios como pez

Ramiro, ¿sabes el resultado ?

Y aún me quedan cuatro años para tener la EGB
« No, señorita, pero seguro que usted sí »
Ahora Inés mirará para otro chico
y todo por tener que saber estupideces

!Al director… !

Al menos me paseo y puedo silbar por los pasillos
Ay… si Inés supiera que por dentro soy muy listo
Menos mal que sé escuchar en el silencio
Y en mi cuaderno el mundo es cuadrado

lunes, 18 de enero de 2010

Tanza

Lili Gribouillon

Y es probable
que no seas esa puerta
te veo privado
de quicios o postigos

Lo que nunca sucede entre luz y cancel
debe soñarse

No hay cristal que frene al beso
esté delante o contrario
pero no sabes mi nombre
............y vives

Hay pisadas confortables
......................................allí donde es lejos
lo inmediato parece sombra
el recuerdo.....un brocal
una boca
un
una
único

¿Y si fuera de color tu risa
de color y madera
como aquella trampa de los patios
que fabrica tardes con el tiempo?

Cuando espero cometas
tiembla tu duda
.......................si me hago de cromo
.......................no llega tu aliento

Pliego la voz y canto
me miro la nuca
........................y cero
no abriste tu fábula
por donde amarte en lengua mariposa

Y es probable
que aquel libro no seas
te veo perdido
de símbolo y camino

Lo que nos ceniza
debe escribirse
luego
sooooooooplaaaaaarrrrr