viernes, 11 de diciembre de 2009

¡¡¡EXTRA...EXTRA...!!!

Que no…
A mí que no me la den con pasas (lo del “queso” está ya muy visto). Que ser una más en la lista del paro no es tan mala cosa. Ni mucho menos estar viendo el sol desde la ventana de mi habitación, escuchando a los pájaros libres y sintiendo cómo llega el invierno.

Que no…
Yo prefiero la utopía que aquella realidad llena de agujeritos por donde se andaban colando mis compañeros desde la mañana a la noche. Unos agujeritos donde no había ni hubo nunca nada. Nada de extraño en sonreír por sentirte dueña de tu tiempo. Trabajar entre ladrones no es creativo como pueda pensarse. Robarse entre todos, por ejemplo, un trocito de intimidad de aquél, un pedazo de sueño de aquella, la ilusión de los novatos o el placer que cada cuál tiene al mirar de reojo a su contrario…. No es cosa buena… no.
.
Y luego están las realidades alternativas. Sí, esas en las que tú no vives ni te interesa vivir. Ese tipo de realidad que tienen las prendas usadas o las manchas de alquitrán. Algo inexplicable. Intranscendente como el día de los amigos invisibles. Y sin embargo es el único día con el que comulgo definitivamente. Es más, animo a todos los jefes a implantarlo incluso en el convenio colectivo. Pocas veces algo tan ingenuo es tan cierto. Todos son invisibles.

Que no…
Que no me engañen diciendo que produzco o no produzco. Ahora estoy en plena fábrica de mí misma y por poco que gane con este pequeño artículo, la vida me parece perfecta. Cada cuál a su sitio, decía mi abuela. Yo, al mío. Se muere antes por falta de oxígeno que por hambre ¿Qué me pueden decir contra eso?


Y sí…
Claro que lo negro parece negro y el paro aterra en época de crisis. Pero a mí me gusta el juego con las palabras y no tanto con los números. Lo que aterra está en la “tierra”, justo de donde yo levanto al menos un pie cada día; justo donde todos los compañeros se aseguran de poner los dos y las manos en el cuello del otro. La palabra “Crisis”… comienza como cualquier grillo que disfruta del calor que a nosotros nos aplasta. Es decir, “cri… cri… cri…” Así pues, el verano es largo pero no eterno.


Que no…
Que mi mano está más suelta gracias al adiós de lo que tuvo que haberse ido antes.

Y si…
En la búsqueda del yo apenas caben los otros sobre todo sin roban, roban, roban.

Por todo, tengo el placer de anunciarles que con fecha de ayer me han convertido en número, pero ni indivisible ni primo. Sólo número que siempre se sentirá letra.

Y como nunca fui miedosa a los únicos monstruos que temo son los que yo imagino. Y esos están perfectamente amaestrados cuando me siento LIBRE.

QUE NO…El aire que yo respiro ni lo presto ni lo vendo.

martes, 10 de noviembre de 2009

Noche 85. Carmen Valladolid y Javier Gato en Las Noches del Cangrejo




Este jueves día 12 de noviembre de 2009, a las 22 H. recitaremos Javier Gato y yo misma... en Las Noches del Cangrejo. El recital es en el Perro Andaluz, en la C/Bustos Tavera, 11 de Sevilla. Yo estaré con la presentación de mi poemario "Trujamán" (aunque llevaré otras cositas...) , y Javier recitará poemas de su libro "Diario de un gato nocturno".


Me gustaría veros por allí...

.




.

Un abrazo a todos y mi agradecimiento por esta invitación a Antonio Villarán, que también presenta el día 10 (hoy mismo) su nuevo libro. Os dejo con la información para los que se animen y puedan ir.
.


Hoy martes día 10 de noviembre de 2009, en la Sala Cajasol de Sevilla (C/ Laraña, 4), a las 20 H. se presentará el tercer poemario de Antonio G. Villarán NOCAUT, editado por Cangrejo Pistolero Ediciones.

.

Más información:










.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Marca-pasos

Este poema irá en la Antología sobre GAZA que la editorial "Los Libros de Umsaloua" y el grupo poético "Azalea" de Córdoba ,editarán próximamente, con el fin de recaudar fondos para enviar ayuda humanitaria a Gaza por medio de la ONG "Mujeres en Zonas de Conflicto".
¨,.
Tonalli Melo Rozas
tonallimelo.wordpress.com


Ya no recuerdo la grieta
por donde metíamos el dedo
y era tan poca cosa
...................................o cAsa

Será cuestión de hechizo
........creció tanto que calló
en derrumbe y en mudez
aunque lo inmediato sea
que hoy abarca la totalidad del aire

Sí, ..............me exprime la nostalgia
porque mi mano huele a vacío
..................hasta eso se llevaron las bombas
el olor y las minúsculas fisuras
que creíamos enormes

Hicieron lo que el hombre siempre
culminar simbólicas ideas
alquilar la risa para los niños
a cambio de latidos .......o sangre ......o tOdo

No me importa la rendija
ni la parte del patio con tu sombra
..............donde tú yaces no hay columpios
y yo sin mecerme ..muero vivo muero ...in-ter-mi-ten-te-men-te

viernes, 23 de octubre de 2009

Bienandanza

Rayuela


El coche está solo y por si fuera poco no sabe pintar con tiza. Y ahí entra la niña con todo el desparpajo en el vestido, con la forma antes que el contorno. Ella sabe y pinta. Sabe y salta. El coche sólo mira, pregunta cómo y también por qué sus ruedas no tienen dedos.

........Quítate los zapatos. Están dentro.

Aunque intuye que sólo el aire lo recorre, se propone quitarse uno dándose contra un bordillo en cuanto tenga ocasión. Si tuviera dedos para coger la tiza… o si tuviera pies para jugar a la china…

........El coche de mi padre no habla

Y como si tal cosa, tira la piedra, comienza a cantar y sonríe.

En el roce del vestido con la puerta, el coche siente. La niña siente. Nadie más.

Cada día en las aceras la vida es transformista. Hace que un coche cualquiera juegue a la *china en calcetines y que una niña cante con rugido de motor. Y todo sucede en completa armonía
.
.
*China : así llamábamos en mi pueblo al juego de la rayuela.

Adorno

Angel Zárraga (1886-1946)
La bailarina desnuda, 1907-1909 - Oleo / tela151 x 150 cm



En la danza era libélula. Su cuerpo nunca tuvo esa consistencia que tenemos los humanos. Cuando ella aparecía un sonido de agua se te metía en los oídos y sin saber muy bien cómo, optabas por el silencio y la contemplación. Y no sólo cuando bailaba. En las tareas cotidianas la armonía de sus movimientos parecían composiciones musicales. Su esposo prefería asomarse y antes de entrar, se dedicaba a escuchar su silencio de insecto.

Cada día se miraba en el espejo, se acicalaba y se tocaba la boca. Nadie sospechó nunca que le oprimía su poca libertad. Lo que más costoso le resultaba era fingir que todo era armónico, que la suavidad le nacía desde un lugar mágico. Los primeros días que fingió siempre le quedaba el temor a ser descubierta. Poco a poco fue notando que lo hacía realmente lindo. Así, *Dayeah, fue la mujer perfecta, la amante silenciosa de día, apasionada de noche. Se hizo a sí misma una mujer adorable.

Cada noche se repetía las enseñanzas de su abuela. Cada día bailaba como una niña. Y cada tarde tenía que recomponerse.

Nadie sabía que el sonido de agua que acompañaba a su ser-libélula provenía de lágrimas tragadas.

* Dayead: Nombre femenino de origen hebreo que significa “Pájaro”

Este relato saldrá publicado en el número 14 de la Revista Saigón en su especial sobre Oriente. http://saigon.iespana.es/

martes, 20 de octubre de 2009

Súplica




Cansado de odiar, te amo.
Cansado de amar, te odio.

Versos del poema “Después del amor”
Miguel Hernández


Lleva el viento la jauría

La eleva
o somete
grita siempre vocablos

Porque somos desorden
en la boca del otro

porque de repente tiembla
el llanto........la luna.......el olvido
tu palabra me aprieta
con la soledad primera
aquella que era azul
luego rosa
y ahora gris
mañana negra

Que me ames te digo
que el lugar acontezca
y la brida sean dedos
donde la luz se refugia

Cansada
Cansado
y la vida enramando
porque el odio quiere sombra
con humedad de pestañas

Te odio como te quiero
sin alimento posible
o estratagemas

Que te ame me dices
cuando..fui...volví...fui...volví
.............................................tantas veces….
Que te ame me dices
y te digo.....
contra el aire
uno
nunca puede decir otra cosa

Me ovillo el desaliento
para dárselo a los gatos
y el tuyo lo acomodo
junto a la canela y el jengibre

Si en la boca del otro dibujamos un columpio
estamos a salvo

Poema que se incluirá en el próximo número de la revista Aldaba de la Asociación Itimad donde se hace homenaje al poeta Miguel Hernández. http://www.itimad.org/



jueves, 15 de octubre de 2009

Eternamente circular


..................(a Pay, que murió niña y con ojos de princesa)

Hay un tiempo
donde la vida aguarda

Un lugar de precipicio
aboga el centro del pecho
y la locomotora se trastorna
si se le dice al oído
que su muerte la ciñe
sin que ella lo note

Sin aire en la pluma
quedan los brazos
en ese lugar donde
ayer ya es raíz
y la imagen del hoy
yace

No debe la muerte sorprendernos
en el instante de crecer
o amamantar
ni cuando la mano amante
acaricia nuestro pelo

no debe
..............y llega

De dónde los castigos a los niños
que la muerte deja sin regazo

Yo quiero un tiempo
donde la vida tiemble
un lugar de colorines
....................................para las madres muertas
....................................para los hijos vivos
....................................para los que creemos estar
tremendamente todo

Sin grito en la boca
queda el lamento
y por esta mañana de octubre
unos ojos que ayer sí
hoy se apoderan del sitio
que la muerte teje
de forma inexcusable

De dónde lo impropio o el abrazo eterno

lunes, 5 de octubre de 2009

C´est la vie

Universo Tangencial



Tener un mundo
de lenguas dentro
que no prueben
lo que está en fin

Atarte
Tú contigo

Manosear la angustia
hasta la forma primigenia
o lo que es lo mismo
cero
cero
cero

Amarte
Tú conmigo

Temblar la suerte
no dejar al acomodo
ni que la ecuación
sea
..........como todas
...............................un simple resultado

Salvarte
Yo contigo

Que nos vengan hojas
o besos móviles
y que mi alma escarbe
por saber del viento
el surco de la sílaba

Volarte
Yo conmigo

Dibujar el tiempo con escayola
para que el verso calle
o simule vida junto a otro verso
dejando guiños saltarines
a estos
tú – contigo – yo - conmigo

porque
...............permanecerte
...............yo contigo
o
...............tú conmigo
...............permanecerme
sería

Tener un mundo
de lenguas fuera
que prueben siempre
el sabor del zarandeo
o lo que es lo mismo
besen
besen
besen






viernes, 25 de septiembre de 2009

Rúbrica




tanto como el agua
poco = cero

Tembleque
Templado
ten de mí
o tanto da

se me viene dando
suburbio en la lengua
o cansancio envoltura
que trasmuta el pulso
y cacatúa la imagen
en vocablo de forja


quieto como sí
nada – lío - ko

la saliva me salva
de la muralla corteza
refrigero en tu mano
el sótano del símbolo
porque el monstruo confunde
si se nutre de mí de ti de de de

agua como tanto
mucho – otro - bis

se me viene huyendo
la claridad de la boca
o los tintes del tránsito
que trastocan la tez
y babosean la idea
en grito de óvulo

y
por
entre

...........asteriscos
encienden lo esqueleto
y gruñen entre puertas
reventando lo imposible
con forma de mosaicos
..........................................que
..........................................hoy
..........................................son
..........................................por
..........................................ti

martes, 22 de septiembre de 2009

Tendedero de palabras


Me acomodo. La bandeja me suplica que la alivie. Me apresuro sobre el café caliente, lo rodeo como a un amante. Tibias manos después para tocar el pan, fundir la mantequilla y sentir el beso en el recuerdo. Enfrente la ventana. Llueven hojas que imagino disfrutando. Contemplo un reloj que pasea las manecillas entre caracolas que simulan el tiempo. Hago como si dentro estuviera el mar y me dejo llevar. Otra vez tus manos vienen a la memoria cuando se reflejan las mías en el cristal de la mesa. Toco el café con la punta del pulgar y de forma impasible te estoy tocando a ti, allí, fuera de mi cocina; allí, donde no es futuro.

El mundo de dos cabe en la cocina. Se nutre en la cocina. Se deja sentir al abrir y cerrar de puertas. Se acurruca entre la canela y el jengibre que ahora me dedico a contemplar. Los huelo a través de los frascos. Su olor, tu olor.

Me levanto. Acaricio la encimera pensando en el árbol que fue. En la semilla plantada por alguna mano donde se arremolinaban las ilusiones del verde. Esta encimera que se prestó hace poco a cobijarnos. Nuestros sueños cercados por el colador, los espaguetis y la fruta. Colores que mientras me abraza el sillón de mimbre, voy viendo volar por entre la pared de piedra.

Me dijiste: “es piedra artificial…no te gustará” Pero ya ves, amor. Todo vale para crear el espacio de dos.
Ahora ya nadie recuerda a la piedra. Sólo la piel.

Mi cocina te añora. En ella te creces. Me mesuras el cabello. Me desarrollo en poesía gastronómica. Sí, eso que tú llamas jugueteando con el idioma “Gastropoesía” y que parece que huele a todas las tierras bendecidas con especias. El olor de la palabra justa para cocinarnos. Hago poemas, sí. Cocino letras para ti y te doy a probar una sopa de sílabas recién apartada de mi fuego.

Te espero guardada en la nevera. Mejor dicho, te esperan las historias, las pequeñas situaciones, mis trocitos… te esperamos en esta cocina a la que le faltas para sentirse prosa hirviendo; guiso donde soñar que un guisante conquistó su lugar en el mundo.

Me miro en la puerta del armario. Y por un instante sé que algún día esta cocina estará completa. Luego giro. Lleno de nuevo la bandeja. Me vuelvo y percibo que nunca puse puertas a las despensas.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Templar

Cancionero




quedó descalza
con la noche encima
y la mudez por dentro

nada de arrullos
que la acunaran
ni bramidos
o caricias
............................todo pendiente

hasta la risa
se burlo en la tarde
dejando la boca oscura

y dormía
en materia inerte
floreciendo sombra sobre todo
o
no siendo brillo ni balada

se sabía pieza
.......................del árbol
......................o la luna
.....................................del azul
.....................................o el musgo

fue allí que se buscó
parte de estrella en la memoria

recordó la nana del cometa
con su cola tintineante
de niños luminosos
....................................y anduvo
...................................de galaxia en galaxia
...................................sobre el rinoceronte


que ya para ese tiempo
..................................tenía ojos amarillos


lunes, 7 de septiembre de 2009

A-caso

Presentimiento
.

Cuando anidan en el vientre pájaros heridos que no conocen quién eres, cómo vuelas por dentro, o si te hicieron falta más alas… En el justo momento en que sientes el picotazo y alguna tripa rota te habla en idioma extranjero de tu propio yo… Ahí se fraguan castillos con torres hacia el centro de la tierra.

Se anega el sentimiento y el amor aparece como un cromo al que se puede dar la vuelta sólo con dejar vaho en la mano y ahuecarla. Ganan aquellos que más cromos giran en una sola tirada… o no, porque el azar tiene mucho que ver en los caminos.

La vida termina con todo ¿O es la muerte la envidiosa?
Lo cierto es que se siente un vuelo roto a kilómetros de distancia y se mira para otra parte.

Pero cuando anidan, fuera o adentro, aquellas pequeñas esencias que huelen a trasluz..., la sangre se pasea en los columpios y cada célula recobra la memoria de cuando nada estaba quieto, ni muerto, ni sin alas.

Por eso me reencuentro cada día con el afán de estar desnuda, por si acaso… por si al darle la vuelta al cromo es mi sonrisa la primera y tu duda se hizo mar.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Concavidad



No mira nunca a los ojos. Pone el café, te dice el nombre y un “aquí tiene usted”, seco y con una distancia que te hace pensar si no es el eco de lo que dijo ayer o la semana pasada.

Lo que más impresiona del muchacho no es lo que hace sino todo lo contrario. Cuando camina por detrás de la barra recogiendo tazas, platos y los restos del desayuno, no hace ruido. Si te sonríe o habla, su rostro se queda quieto, sus músculos exactamente igual que antes del habla o la mueca.

Algunos dicen que han maltratado tanto a su madre en su presencia cuando apenas era un bebé, que aprendió el oficio del silencio como un orfebre.

Esta mañana le dije: “Buenos días, Modesto”, pedí lo de siempre y me di la vuelta. Y de nuevo me sorprendió de él lo ausente. Es decir, ya todos sabemos que no dirá nada y hemos asumido su particular “no hacer” lo esperado, pero sin embargo hoy nos ha roto los esquemas. Sin aviso previo nos ha confundido y hecho pensar en posibilidades extrañas. Como por ejemplo que no somos tan sutiles ni lo sabemos todo. Y que la sonrisa siempre es bella venga de donde venga. Sin duda cosas esenciales que a veces duermen demasiado tiempo.

Modesto dijo:

“Perdona Carmen… porque te llamas Carmen, ¿verdad? ¿Cómo te gustan las tostadas? ¿Puedo contarte un chiste…?” –

Mis compañeros se giraron como la noche, él se convirtió en infinito y yo aún ando riéndome, no tanto del chiste como de la vida y sus aspavientos

lunes, 31 de agosto de 2009

Merca-2

Vega
Felipe Sérvulo
.

Compro una flor que nadie ve. Admiro su capacidad de estar callada. Pienso si no será la muerte y la miro. Veo que no, que aún respira si es que las flores lo hacen. A mi ver, está viva y no comprendo (en la distancia) la sonrisa astuta de la vendedora cuando le pagué. Quizás otros hubieran comprado una rosa perfectamente roja ¿Cómo es posible que nadie se percate de que entre todos esos manojos de flores en serie, estaba ella? La flor. Sé que mañana tendré que volver a hacerlo. Ninguna de estas desertoras del brillo aguanta en la mesa más de un día por mucho que esmero mi cuidado. Y sin embargo todas tienen nombre. Sólo un día les dura la identidad. La compro, las nombro, las coloco donde haya luz y creo escuchar un suspiro de alivio, si es que las flores así nombradas, pudieran darlo.
.
Nunca elijo dos. Es cruel ver morir a otro. Si pusiera dos flores enfrentadas cada una vería un poco de la muerte de la otra. Y teniendo nombre como tienen, eso sería inolvidable para el jarrón donde intento revivirlas. Una cosa es ver morir algo necesario y otra sufrir impotente los intentos de dos seres por salvarse.
Yo creo en la conciencia de los objetos y trato de evitarles situaciones molestas. Las flores, ni antes ni después del nombre, saben que les queda poco; no es probable que tengan conciencia de término.
.
Sigo comprando flores invisibles por mucho que parezca una empresa poco rentable. Y el último día del año le regalo a mi jarrón la posibilidad de estar vacío. Ese día la flor invisible la sostiene mi cama para que muera mientras dormimos.
.
Alguien me dijo un día que compro la muerte a precio de vida. Y quién sabe si no estará igual de cerca de la verdad que lo está cualquiera…

viernes, 28 de agosto de 2009

Dentro

Foto: Encarnación Serrano
.

imagino a qué sabes
aunque mi lengua no se pose
ni mi cuerpo aletee
entre anillos perfectos

distingo tu dulzor
me urge untarme
refregar la piel
o tatuar la fragilidad en la ventana

sueño
algo que venga de allí
de la danza amarilla
y vacile antes de llegar

cuando mis visillos
no maticen tanta primavera
habrá arrullo
soplarán nanas
o los ecos asustados del mundo

seré blanca antes de la muerte
y sólo lo sabrán los niños

jueves, 27 de agosto de 2009

Adobe

Pubertad
Edvard Munch

Conozco un pie de talla justa
no quiere calzarse
sino altura

Una niña maniobra
con suavidad de nube
Inventa camino corto
que se cree eterno
Y va sucede recorre
Y la huella de sol la mima

El puente de ese pie
lleva y trae su aguanieve
.............................del ayer a la idea
.............................del lunar al abismo
la columpia sobre letras
a-las que se agarra soñando
como globo a la nada

Se le nace la mujer
entre pestañas y vaivenes
y el pie que tanto ajusta
le suplica que no gire
que se guarde del crecer
.......................
O de todo Y de iguales
cuando al mirar su atrás
el rastro no la colme

Rebosa matriz en la punta del cabello
por eso la niña sabe
que la montaña es mañana
Y detrás
un mundo de contornos
donde abundan tobillos olvidados

miércoles, 26 de agosto de 2009

Eneas




cuenta la vieja con anillos como el árbol
y piensa en su bastón
emigrante de las flores

Mece recuerdos en el sueño
Reestructura la caricia
..............................Ella fue corola y ya nada

como una estampa le viene el costurero
orgía de bobinas
botón atravesado
y la sutileza de la aguja para escapar del hilo

atrapa mano con mano la angustia y sopla
queriendo ser cometa
brote o el olor de su azotea

aquello que no toca le lastima
y da besos en ráfaga para escapar del tránsito

canta la abuela para saberse

tiene bolsillos magos
donde habitan el pan de las palomas
monedas sin sentido
corchos o juguetes

yo le pongo una mano en cada
buscando paraísos
ella sonríe como el viento
me besa la nariz y saca del aire
una caja que arrulla

es un poste la vieja
por donde todos desfilan
porque también es espejo
y en la curvatura de su silla
siempre huele a jazmín

martes, 25 de agosto de 2009

Revoltijo

De nuevo os dejo con una publicación que me hicieron en el Blog de literatura infantil La luna naranja gracias a la invitación de Coni Salgado y a la ilustración de Soledad Céspedes.
.
Hacer este poema a raíz de una ilustración donde el mar es su elemento esencial y casi único, porque todo lo inunda y todo lo tiene, o lo mueve, o lo eleva... fue para mí un placer. Este dibujo me gustó tanto... me atrapó hasta el punto que durante meses tuve el dibujo en diversos sitios donde podía verlo o tocarlo. Me sentía navengando.
.
Tardé en hacer el poema. Pido disculpas a Soledad que se quedó esperando el fruto. Se interpusieron muchos pequeños obstáculos y alguna que otra alegría(grande) como mis dos libros y todo el trabajo que ello conlleva.
.
Ahora por fin está todo listo y publicado en esa página a la que tengo tanto que agradecer. Gracias a Coni y la luna, conozco a Paula y... bueno...todo lo demás ya lo saben casi todos lo que me conocen. Un lujo haber conocido a tanta gente del otro lado del charco (como decimos aquí).
.
Que mis palabras estén tantas y tantas veces en vuestras bocas, en vuestros ojos... es algo que me hace sentir como una niña con una piruleta.
.
Os dejo con esta maravillosa ilustración y con el poema infantil.
.
PD: este poema fue leído en la Carbonería, en Sevilla, en un homenaje a Benedetti. Yo pensé que a él le hubiera gustado ese último viaje en un barquito de papel, quizá llenito de palabras. Sin duda hubiera disfrutado como un auténtico enano. No pierdan de vista el faro... detrás siempre hay otro MAR.
.
Un abrazo y gracias.


mar papel
Soledad Céspedes

Los sueños de Marcelo
florecían medio azules

Y era lo más normal
pues su nombre decía:
.......................................Mar – celo
....................o “cielo…”
..................................- quería pensar el niño –

Todo azul debajo
azul encima único
y más
por dentro de Marcelo

De tener tanto Mar brincando
un día se inundó su mundo
y dónde sólo había casas
saltaban olas y chismes

En ese mundo de líquido
Marcelo navegaba
con los ojos recién hechos
por dos rotuladores

Recortaba el horizonte
con trocitos de momentos
que pegaba en cualquier sitio

Su barco quedaba lleno
de todas las letras del mundo
por si el viaje era largo
o tuviera que escribir
cartas para botellas

El aire relleno de música
donde bailaban las nubes
y otros barcos que a lo lejos
querían entrar en su agua

Cuando Marcelo ponía
su cabeza mirando al faro
alguien desde lo alto
le hacía fotos y canciones
.
El sueño de Marcelo
acababa casi verde

Y era lo más normal
pues si el sol que era amarillo
le daba sobre su nombre
............................................Mar y Sol
así calentitos
hacían de su cama
un jardín al despertar

Los dos gatos de Marcelo
lo querían más de día
porque en las noches con luna
se convertían en peces
de una forma irremediable
Modalidad de fusión de artistas : ¨El reino del revés¨
Poesía creada a partir de una ilustración

un pie tras otro

Me he apropiado de esta foto que tiene Paula en su blog para anunciaros que esos personajes que me volaron en su momento por la cabeza y terminaron saliendo por los dedos, han vuelto a encontrar cabida en Argentina. Esta vez a través de una nota que le hicieron a Paula Elisamburu y que apareció en el núm.21 de la revista pidoganchole. En esa nota Paula nos cuenta un poco quién es y qué hace... pero lo más maravilloso es que lo cuenta en gran medida con sus espléndidos dibujos.
.
Después de un tiempo largo desconectada de internet y casi de todo, me incorporo y me ilusiono viendo que nuestro "Don papeles" o nuestro "koky", e incluso la portada de mi poemario "Trujamán", aparecen con mi seudónimo en esta revista para chicos que se distribuye por muchos lugares y comercios de Argentina gracias a la generosidad de Paula, una vez más.
.
Desde la página 56 a la 60, aparece la nota, pero la revista tiene un poco de todo y ya me gustaría que se hiciera algo parecido en España. Deberíamos tomar nota, ¿no creen?
.
Enhorabuena a Paula por esta difusión de su talento.
Yo me siento como si me lo hubieran ofrecido a mí. Contenta y alegre de que alguien se emocione al ver a Don Papeles y quién sabe si quizás no le entran ganas de tenerlo y sale corriendo a pedirlo a la librería...
.
Os dejo las palabras de Paula y los enlaces donde podéis ver todo. Gracias una vez más por estar rondándome.
.
Un abrazo fuerte.
.
Esto es lo que dice Paula (http://elissambura.blogspot.com/):

"La Pido Gancho es una revista bimestral especializada en el mundo infantil que se puede conseguir gratuitamente en jugueterias, negocios de ropa infantil, librerias y demás lugares donde pueda haber padres con chicos y chicos con padres...

La Pido Gancho es un lujito de edición, un lujito de diseño e impresión y tambien de contenidos... y por eso tengo la gran alegría de que, en el número de agosto, salio una notita que me hicieron el mes pasado!!! "

Asi que si clikan aqui, pueden ver la edicion digital.

lunes, 24 de agosto de 2009

Re-vol-VIÉNDO-me

Abstracción nº 42 (dedicada a AberturaF2)
.

Ahora que las ruedas pasan por mi cabeza
o la desazón de las bocinas
adquiere costumbre perdurable
debo marchar en líneas blancas

mecerme sorda
cuando los cuervos sin curvas
vengan a dormirme

vaciar en algún baile
la música de la trompeta
ahora que soy desnuda
de mundo y universo

quién dijo que todo está
si cada cosa que me previene
salta hacia mañana y no lo veo

la aurora se aclueca como la rosa
y en uno de sus vehículos
esconde
esperanzas matizables

si no quieres que gire
..................hazlo
..........................ponme los dedos sobre el contorno
..........................y mira
..................las líneas del silencio son las mías

si algo cruje como cristal
.................escucha
porque el trazo blanco
no es callado
ni constante
ni puro

quién sabe si todo fue
color tarde-noche
y en el partir
los ruidos se vuelvan peces

han trazado carreteras
en el mapa de mi abdomen

ahora
.........que sueño velos
marcho hacia la médula
y no hallo mariposas
ni el lugar donde se inventan

lunes, 27 de julio de 2009

Recursos Naturales y Vacaciones

Vacaciones
.
Queridos amigos:
Con este pequeño relato hago un pequeño paréntesis en el blog para disfrutar de las vacaciones y reponerme un poco de salud. Digamos que estaré en stand by hasta la vuelta al cole. No es fácil para mí desconectar pero cuando el cuerpo grita hay que escuchar.
.
Seguiré creando universos que en poco compartiré como siempre.
.
Gracias por vuestra visita y apoyo. Nos vemos seguro en septiembre.
.
Un abrazo. Os dejo con el relato:
.
..................................................
Recuersos Naturales


Tuve un saltamontes adornado con un hilo amarillo. Lo sacaba a pasear por el patio y le dejaba comer hojitas de perejil y hierbabuena. Cuando el tiempo que creía necesario para su almuerzo concluía, lo llevaba de vuelta a su habitación: una caja de bombones transparente y con a.g.u.j.e.r.o.s recién abiertos para que fuera del todo confortable. Pensé que aquella cúpula que le dejaba ver el cielo era una idea fantástica. Quería ser ArQuItEcTa.

Al cuarto día el saltamontes amaneció seco y lleno de h o r m i g a s.

- Lo más probable es que el muy tonto haya muerto de sed – dije en voz baja mientras miraba el pequeño dedal lleno de agua que le había dejado la noche antes.

Gracias a las h o r m i g a s , “El Palacio de los Bichos” (así llamaba yo al artilugio) quedó listo en unos días para un nuevo inquilino. Era una pena que una urna tan bonita no fuese la casa de algún animalito.

- Esta vez le daré yo misma el agua para que no muera de forma estúpida – pensaba.

El siguiente habitante estuvo engalanado con un hilo color azul. Durante ese verano, la caja de coser de mi abuela mermó bastante en sus
.
b---o---b---i---n---a---s

.

lunes, 29 de junio de 2009

Propensión al desacierto

a la hora de la siesta crecen las plantas [ tinta + digital ]
cecilia afonso esteves
http://arteilustracion.blogspot.com/

Ser niña nuevamente
Nueva – mente
Nueva y fresca
Nueva y niña

Acaparar la sombra del árbol
por dónde nada se desplaza
que no sean hormigas
libélulas
o muñecas
de cabezas silenciosas

Ser niña y tarde
Tarde joven y en zig zag
Niña con manos de agua
grifos que derraman
la tarde dulce de merienda

Se deja la canción que brote
y la calima adquiere
la solidez del tango
o la destreza del bolero

Entre el chirriar adulto
niña y libro perciben
cuánto de humano
existe en las cortinas
o cómo el viento conjetura

Llegan las abejas
hacen corro a la niña
que marcha a su pequeño cosmos
.........contenta

Con la calma en desazón
se chupa los dedos
que ahora son de chocolate

Nueva – mente niña
Niña ser en la noche
y volar de repente
junto al grillo
....................................o cabalgar por el jazmín
....................................sabiéndose insecto

Imposible crecer o morir
pero la niña sabe
que existen pozos más allá
donde la niñez adultea

Lo sabe y lo olvida

Lo rescata sólo hoy
en la mañana de grandes descontentos
y ella pequeña
o casi inexistente

Ser niña
tender la vida
como si fuese alfombra
y dejar en remojo
el dolor de haberlo olvidado

Mañana
la mujer-niña
tendrá raíces para volar
o recuerdos que la gocen

Hay alturas para la ilusión
Y luego
.....................................Luego están las otras…

viernes, 26 de junio de 2009

Michael Jackson y Curro Porrita


Es necesario pararse a veces. Y no sólo dejando todo el cuerpo medio inerte, la cabeza apoyada y la mirada perdida. Es casi obligatorio estacionarse y bajarse de uno mismo. Poner en cuarentena hasta el aliento. Apañar el lugar y escuchar todo aquello que siempre sucede y que pocas veces vemos.

Ayer por ejemplo murieron dos personas unidas por sus narices y sus talentos. Y es probable que si no me paro de esa forma que antes indicaba, no vea cómo el universo lo une todo.

Quedaos con esto: “No podría deciros cuál de los dos fue más revolucionario, si el artista o el padre”

Nunca se me hubiera ocurrido que un día mezclaría en un escrito al tan afamado Michael Jakson y a mi tío Francisco, al que todos llamábamos “Curro”. Algo inverosímil y con riesgo de que parte de la familia quizás no lo entienda nunca.

Os explico:

Es de voz popular que a nuestro Michael, aquél negrito atractivo, se le fue borrando todo lo que de negro traía genéticamente hablando. Si fue o no cirugía, realmente da igual. Pero lo que sí sabemos es que nunca estuvo contento con su nariz característica, entre otras muchas cosas.

Por otro lado, mi tío “Curro”, llevaba a gala su apodo familiar que ya viene de antiguo y en sus hijos y nietos sigue. Este “mote” o apodo, no es otro que “Porrita”, refiriéndose a su nariz. Lo del diminutivo no es porque el tamaño fuese pequeño, que doy fe de que no, sino porque al final de todas las narices de su familia, surge una pequeña bolita que las hace únicas en todo el pueblo.

La trayectoria de Michael la sabemos casi todos, incluso los que no tenemos ídolos. Por eso prefiero contaros, que a mi tío, a esa persona que al igual que a Cyrano la nariz le precedía, se le murió una hija con apenas 18 años recién cumplidos. La revolución a la que me refería arriba es justo por esto. Su talento no ha sido otro que ser el mismo a su pesar. Nunca más… y digo bien ese “nunca más”, mi tío Curro Porrita, levantó la mirada del suelo. Nunca más estuvo vivo a pesar de no haber muerto hasta ayer. En eso que todos llamamos muerte. En ese no existir en corporeidad. Desde ese día, revolucionó su mundo interior, paseando sin mirar, saludando sin verte, comiendo sin poder y quizás pensando en que quedaba poco para estar con ella. Con su hija, allá, donde quiera que fuese ese “allá”, porque me consta que no era religioso y es probable que en este tiempo sin ella, haya querido incluso convertirse sólo para poder abrir la puerta del cielo y verla. Como dice mi madre… ¡Qué es lo que no se hace por un hijo…!

Curro Porrita, el hombre que aceptó su destino de nariz contundente, no pudo aceptar estar vivo mientras ella ya andaba muerta. Así que murió. Fue muerto en el mismo instante de enterrarla y decidió llevarlo en secreto. Lo hizo por los que estábamos aún vivos. Para no molestar a su mujer, a su otra hija y posiblemente para que sus nietos nunca supieran que tenían una abuelo muerto. Eso no se lo hubiera podido perdonar nunca. Creo que sólo con ellos se permitía tener unos minutos de vivo… y luego, volvía a morirse para sentirse más cerca de su hija. Intuyo, aunque nunca lo hablé con él, que en esa pequeña muerte, él sentía que los dos compartían un espacio vetado para otros, un universo aparte que quizás no compartieron cuando vivían ambos.


Pero él sabía que ella se estaba convirtiendo en nada. Y veía que su muerte lo mantenía con la piel y las vísceras palpitando, que la gente seguía preguntando por ella y él… él... en esos momentos hubiera querido tanto ser el verdadero muerto… Cambiar su vida por la de ella… No se puede sobrevivir a un hijo. No se debe, no se quiere, no se desea y por más que el mundo entero te quiera vivo, una persona en este estado, vive sólo buscando la sombra y el vacío de las venas.

Para quitar hierro, paso a nuestro Michael….
Quizás no hubiera muerto a los 50 años de un infarto y sólo, si hubiera tenido un padre como mi tío, que le hubiera enseñado a estar orgulloso de su nariz. Es probable que siempre le dijeran que ser negro no era bueno, que los blancos tenían más ventajas… y el niño miguel, atento a todo y queriendo superar las barreras que veía en su propia familia, quiso ser mejor. Y blanco. No quería como tarjeta de presentación aquella nariz si ello significaba parecerse a lo que odiaba.

No es así en mi familia. Ni tampoco negra, con lo cuál no sé qué se siente con una carga genética tan grande y con esa memoria colectiva de todas las barbaries a las que han sido sometidos. Inevitable que un genio como lo ha sido él, se haya hecho desaparecer a sí mismo. La lucidez mata. Lo que borraba Michael de su rostro no era el color, lo que borraba era el recuerdo. Y ha muerto joven porque al igual que mi tío, no ha conseguido vivir muerto. Ni morir del todo estando vivo.

La revolución de Curro Porrita no ha sido ser el Rey del Pop, ni la de grabar video clips donde los muertos vivientes bailan y se coordinan con total destreza a un ritmo desmesurado y armónico… La revolución para él fue morir pausadamente, sin hacer ruido, pareciendo vivo… Y cuando ya no pudo más con esta muerte por entregas, cuando vio la lejanía de que su cuerpo estuviera para los huesos, entonces se mató de otra forma. Aniquiló su recuerdo. Se doblegó para olvidarse incluso de que estaba muerto. Y ahí comenzó el camino hacia ella, hacia su hija de preciosa nariz terminada en porrita, como la de él. Como la de los nietos que le sobreviven.

Es curioso que sólo haya parecido vivo cuando moría. Cuando moría de verdad. Se sabía para la tierra y quién sabe si para el cielo. Yo no creo que a él le importe si el reencuentro se da en un lugar o en otro, porque estoy segura de que de existir el infierno, allá que iría. Lo importante tanto para la vida como para la muerte, siempre es el amor. Y de eso hay de sobra entre ellos.

Miguel, ha muerto de carencias. Curro, también.
Miguel nunca amó su cuerpo. Mi tío vio la continuidad de su origen en la nariz de su hija y eso hacía que amara su rasgo principal al mirarse al espejo. Ambos artistas. Uno con la música expandida. Otro con su música interior.

Y quién me puede demostrar que ayer mismo y nada más cruzar la puerta, o el espacio o la tierra o la cuarta dimensión, no estuviera esperándoles a ambos la misma persona: una chica de 18 años, de pelo largo y ojos tan negros como los días donde se muere un hijo.

A uno por amor y porque se le quedó mucho por decirle. Al otro por ser su ídolo y porque la hizo bailar con su novio, aquél muchacho que aún vive, pero sólo algunos días. Para vivir tiene antes que olvidarla y no siempre es buen momento.

Ella, estuvo conmigo bailando hasta las 3 de la mañana en un concierto de La frontera, en un pueblo al lado del nuestro. Pocos días después se trasladó al lugar donde podría bailar sin horas, para ir adecuando el espacio y esperar a todos los que la echamos de menos. Su padre ha sido el primero en llegar. Ya iremos otros.

Deseo que no sólo ella espere a Michael. Eso sería triste.

Por mi tío estoy tranquila. Era tan fácil estimarle, como difícil evitar que al verte te cogiera entre sus dos dedos la nariz y te pellizcara. En ese instante te dabas cuenta de que tú, no pertenecías en absoluto a su apodo, porque te entraban unas ganas increíbles de hacerle lo mismo y lo mirabas… Allí estaba “Curro Porrita” en todo su esplendor.

Miguel, cuando mi tío te pellizque, te darás cuenta de que tu nariz vuelve a ser la de aquél niño por cuyos ojos pasaba la vida.
.

jueves, 25 de junio de 2009

"Don Papeles" ya es Libro




No pudo ser en primavera… pero ¡¡¡SIIIIIII... EN VERANOOOOOOO…!!!

Ya tengo a mi querido… a nuestro querido… DON PAPELES… en las manos…

Su cometido desde el inicio fue convertirse en libro y llegar a las manos pequeñas (y no tan pequeñas…) de los niños. Al tener a Don Papeles en libro… en papel… mi corazón quería ser pequeño, como cuando ideaba mundos de colores y ya deseaba dedicarme a escribir para niños. Una niña… que se sabía capaz de escribir para niños de adulta. Eso fue siempre una certeza. Rarita que nací, qué se le va a hacer…

Estoy feliz… miro el libro y veo a esa niña pelirroja, esos objetos que tan bién ha plasmado Elissambura… (Mi querida amiga e ilustradora del cuento) y siento que la vida así es mucho más bella. Que aportar belleza al mundo en forma de fantasía es una de las cosas por las que merece la pena seguir en esto de la escritura. Y sobre todo cuando esta fantasía abrirá aún más los mundos imaginarios de los niños.

Por aquello de que en verano, Sevilla, literalmente y “literariamente” se para… la presentación del libro se hará en octubre en diferentes sitios y tal como os comuniqué anteriormente, con un Cuentacuentos incluido que mi hermano Daniel y yo, estamos preparando con nuestra Asociación “Entenguerengue” . Os mantendré informados de todo.

Tal y como pasó hace poco con Trujamán, para Don Papeles he puesto en marcha otra cooperativa… (esto es broma sólo a medias, eh) Es decir, mi amiga Ro aparece de nuevo en los créditos puesto que está participando en la preparación de la puesta en escena, mi amigo José Luís Navarro igualmente me ha pasado unas ideas para la escenografía y seguiremos trabajando en la distancia para ello, mi padre anda con las herramientas preparando el teatrillo de guiñol… y Fernando, que ha sido tan amable y ha tenido el detalle de traerme en mano mis primeros “Don Papeles” ha puesto en marcha la maquinaria y su buen talante junto con el ánimo que me transmite cada vez que lo veo. Benito ha filmado el momento de la entrega, en la que por coincidencias de la vida estaba media familia y que enviaré a Paula para que de alguna forma esté en esa entrega donde también estaba su parte de los libros… Y Tobías y Toñi, harán de presentadores en dos de los actos si todo sale como está previsto.
Si alguien más quiere colaborar... se abre el plazo para presentar la solicitud... jeje

Bueno…. Más y muchos más que de aquí a la presentación se irán añadiendo, porque no hay proyecto que no necesite de las manos de otros y mucho más si se trata de niños y de ilusión.

Si con el poemario he disfrutado y sigo disfrutando, os puedo garantizar que con Don Papeles, cuando tenga a los niños enfrente, sean de la edad que sean (incluso si ya tienen barba y bastón), estaré más cerca del Universo que nunca. Cerca de la esencia de la vida y de la alegría pura, que es esa que sale de los ojos de quien te mira con el corazón.

El libro ha quedado lindo de veras. La calidad del papel y el color es magnífica y da gusto tenerlo en las manos. Yo, sinceramente creo, que es un buen trabajo.

Agradezco aquí una vez más tanto trabajo y tanta maravilla como ha sido capaz de crear Paula a raíz de mis textos. Navegamos por la misma onda magnética… no tiene más remedio que ser eso lo que hace que nos captemos tan rápido y tan bien. No tienen más que mirar su blog para saber que no exagero... es una chica con talento:
http://elissambura.blogspot.com/

Y como somos dos niñas que se niegan a crecer, pues pensamos en colores, nos comemos los colores, nos salen por las uñas y de vez en cuando un color se nos hace mayor y tiene hijitos de más colores… Nuestro mundo está lleno de todo lo que podáis imaginar… Gracias a todas esas almas jóvenes.

Ah... y gracias Cómo Noooooo… al editor… Antonio Wanceulen y a su hija, porque gracias a ellos la colección “La torre de los sueños” existe y en ella mi “Don Papeles”.

Gracias sobre todo a Maria Jesús Arteaga, que fue la persona que me propuso enviar mis textos a la editorial. Gracias por la confianza, una vez más.

Añado que si alguien está interesado en adquirir el libro antes de su presentación en Octubre, me escriba a mi mail y vemos la forma.

Tener dos niños ya… en apenas mes y medio, ha sido como parir gemelos. No sé cómo darles el pecho de forma simultánea, pero lo que es seguro es que mis dos niños crecerán sanos y fuertes porque los cuidaré siempre mucho. Si tiene que ser alternando las tomas, así será. Y si tengo que sacarlos a pasear juntos, me compraré un carro más grande…

Otro día grande para mí… y contenta de tener amigos con los que compartirlo.

Un abrazo con trocitos de fruta … o un abrazo Macedónico, que es lo mismo.

Muackssss

viernes, 19 de junio de 2009

La fo(´)r-mula ideal


Se tocaban los pies,
como cuando eran simios y el ritual de los piojos se les antojaba tan sugerente. Tampoco tenían certeza de si no serían los pies los que se entretenían acariciándoles las manos. Porque de monos, sus pies apenas se distinguían de ellas. Sentían la caricia a cuatro patas. Se arremetían igual de frente que tocándose la nuca: esa parte de atrás por donde sus dedos de chimpancés, hace ya mucho, desparasitaban con la misma dulzura que hoy se hacen cosquillas. Cuando monos, reían. En ese acicalarse mutuo, el apareamiento sólo era secundario. Lo que los erotizaba ahora, como humanos, era el vago recuerdo de los juegos sensuales de la época animal. Por ejemplo el olfato. Para disfrutar de sus pleamares, de las gotitas de sudor u otros líquidos, recurrían siempre a la memoria. Y allí estaban las hormonas cargaditas de destellos.

De animales, lo mismo se sentían atraídos por un gesto, por un olor o por una danza. Poco importaba el tamaño del cuerpo o de los miembros.

Ella,
se había acostumbrado a sentirse “mona” o “simia” un par de horas al día. Hembra para su antojo. En esos momentos a solas, cuando se tocaba sabiéndose de otro reino, la sangre era puro alborozo y su sexo se ponía rojo, brillante y latía.

El,
que merodeaba relativamente cerca, percibía ese “no sé qué” entre la parte baja del pecho y la parte alta de las patas… y digo así, porque no le llegaba de forma directa a su órgano aquella vibración, sino sobre la parte baja del ombligo y las ingles. Claro, que esto sucedía si se dejaba rozar por el instinto. Y la verdad es que eso sucedía casi siempre.

Habían probado una noche a amarse sólo como humanos y resultó un fracaso. Apenas sabían por dónde. Ni cuándo ni cómo. ¡Es tan frecuente en esta especie la pregunta…!
Así fue cómo acordaron que antes de amarse era precisa cierta metamorfosis. Cada día o cada noche o a cada rato (porque ahora no era cuestión de tiempo…ya no…) proponían un parte de su cuerpo para cuidar en el otro y mientras esto sucedía es como si les creciesen las uñas y las ganas, se les doblaba el espinazo y comenzaban a embellecerse, animalarse, y ciertos verbos sustantivados que aún no fueron concebidos. En esos instantes eran dos auténticos bichos.

Recuerdan con detalle el momento de cortarse las uñas. Algo tan repugnante para algunos y que a ellos les llevó a una cabalgada única.

Ella decía:

- Amor, ¿por qué se nos olvida que cuidar nos sumerge en el otro?

Y él contestaba:

- Pon tu cabeza en mi regazo. Deja que te inunde poniendo mi boca en tu pelo.

Ambos callaban o hacían ruidos que todos conocemos.

Así, sus pieles de simios eran la envidia de miradas y sequedades. Los humanos, los puramente humanos, que se cruzaban con ellos y veían el lustre, pensaban con malicia en la química de algún cosmético y no en la química de la naturaleza. En su sabia disposición en la piel y en el alma. En lo poco caótico que resulta el mundo cuando se cierran los ojos para ver mejor.

Y eso que nadie, ninguno que no fuera bicho como ellos, podía contemplar en las mañanas cómo de suaves despertaban sus sexos.

jueves, 18 de junio de 2009

Dulce María Loynaz

EL AMOR INDECISO
.
Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...
Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.
.
Yo le digo al amor: -¿Que te trae a mi casa?
Y el amor no responde, no saluda, no pasa...
.
Es un amor pequeño que perdió su camino:
Venía ya la noche... Y con la noche vino.
.
¡Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra!...
¿Qué palabra no dice, qué nombre no me nombra?...
.
¿Qué deja ir o espera? ¿Qué paisaje apretado
se le quedó en el fondo de los ojos cerrados?
.
Este amor nada dice... Este amor nada sabe:
es del color del viento, de la huella que un ave
.
deja en el viento... -Amor semi-despierto, tienes
los ojos neblinosos aun de Lázaro... Vienes
.
de una sombra a otra sombra con los pasos trocados
de los ebrios, los locos... ¡Y los resucitados!
.
Extraño amor sin rumbo que me gana y me pierde,
que huele las naranjas y que las rosas muerde...,
.
Que todo lo confunde, lo deja... ¡Y no lo deja!
Que esconde estrellas nuevas en la ceniza vieja...
.
Y no sabe morir ni vivir: Y no sabe
que el mañana es tan sólo el hoy muerto... El cadáver
.
futuro de este hoy claro, de esta hora cierta...
Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta...
.
BIOGRAFÍA

Dulce María Loynaz (1902, La Habana-1997, La Habana) hija del mayor general del Ejército Libertador de Cuba, Enrique Loynaz del Castillo, creador del Himno Invasor y hermana de Enrique Loynaz Muñoz. Nunca asistió a una escuela hasta pasar a la Universidad de la Habana donde obtuvo en 1927, el título de Doctor en Leyes.

Publicó su primeros poemas en La Nación en 1920, año en que también visitó a los Estados Unidos. A partir de esa fecha realiza numerosos viajes por Norteamérica y casi toda Europa. Sus viajes incluyeron visitas a Turquía, Siria, Libia, Palestina y Egipto. Visitó México en 1937, varios países de América del Sur entre 1946 y 1947 y las Islas Canarias en 1947 y 1951, en donde fue declarada hija adoptiva.

Su primera incursión en la letra impresa fue en el periódico habanero La Razón, donde se publicaron sus poemas entre 1920 y 1938. En 1947 publicaría Juegos de agua, otro poemario, y a partir de 1950 el editor español se interesa por la obra de la cubana, publicándose entonces varios de sus trabajos. De esta época, específicamente de 1951, data la publicación de Jardín. Le seguirían varios otros libros, entre los cuales destacan, en 1953, Cartas de amor a Tutankhamon, y en 1958, Poemas sin nombre y Verano en Tenerife, este último un libro de viajes.

En 1950 publicó crónicas semanales en El País y Excélsior. También colabora en Social, Grafos, Diario de la Marina, El Mundo, Revista Cubana, Revista Bimestre Cubana y Orígenes. Jardín fue escrita entre 1928 y 1935, aunque su publicación se hizo en España en 1951. Los elementos estilísticos utilizados por la autora han ubicado a esta novela como precursora de la actual novelística hispanoamericana. Aunque Dulce María Loynaz es más conocida en el ambiente literario por su poesía, ella misma declaró alguna vez: "La poesía es lo accidental, lo accesorio. La prosa es lo medular". Además, en 1927 había recibido un Doctorado en Derecho en La Habana.
Asistió en
1953, invitada por la Universidad de Salamanca, a la celebración del VII Centenario de la Universidad

En 1959 fue elegida miembro de la Real Academia Española y presidió en Cuba hasta el momento de su muerte la filial local de esa institución. Durante su vida recibió innumerables premios y honores; entre otros se destacan el Premio Cervantes en 1992, la Cruz de Alfonso X, el Sabio, y el Premio Isabel la Católica de periodismo. En Cuba recibió la orden cultural Félix Varela y el Premio Nacional de Literatura. En 1944 recibió el premio González Lanuza que otorgaba el Colegio Nacional de Abogados de Cuba.

Sus últimas publicaciones fueron Poemas escogidos, de 1985, Bestiarium y La novia de Lázaro, ambos de 1991. La Diputación de Cádiz publicó, además, en 1992, Poemas náufragos, y la editorial Espasa Calpe una amplia antología de su obra.

Entre las grandes figuras de la literatura universal que pasaron por su casa se cuentan Federico García Lorca y los premios Nobel de literatura, Gabriela Mistral y Juan Ramón Jiménez.
Permaneció en la Isla viviendo en su vieja casona de
El Vedado hasta el día de su muerte ocurrida el 27 de abril de 1997 a los 94 años de edad.

Es bueno señalar que los premios que recibió esta poeta -como le gustaba ser llamada, no poetisa- fueron principalmente internacionales, así como el grueso de la publicación de sus obras. De hecho, en Santa Cruz de Tenerife, y en vida de la escritora se bautizó una calle con su nombre. Esto se debe a la gratitud del pueblo tinerfeño por la descripción tan bella y fiel que hace de sus costumbres en el libro de viajes "Un Verano En Tenerife". Es cierto que la artista mantuvo un recogimiento propio de su carácter que la mantuvo aislada durante largo tiempo a pesar de su valía, pero más que su naturaleza fue su actitud nada genuflexa hacia el régimen castrista, al mantenerse al margen de la política, lo que le costó el desconocimiento de su obra en su propia tierra. En algún momento se quejó de no figurar en los textos escolares, pero la luz no se puede ocultar y la paciencia era su mayor virtud. Con el premio Cervantes se borró cualquier intento de opacar una estrella que brillaba con luz propia. María Mercedes Loynaz Muñoz, como se llamaba realmente nuestra Dulce María, es un regalo que nos llegó un poco tarde, pero valió la pena la espera; sobre todo la suya que parece ser como dice en el poema LIX "...para esperarte tendré la inmovilidad de la piedra. O más bien la del árbol, agarrado a la tierra rabiosamente".